9:58 hs. | Mar, 16.Abr.2024

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Destinos | verde paraiso

Misiones afirma su riqueza natural con Salto Encantado, un oasis en medio de la selva

Como si fuese casualidad (y seguro no lo es), volver al encuentro con la Madre Tierra ya cercanos al 22 de diciembre del 2012, nos obliga a llegar a Misiones.

27.12.2012 14:45 |  María E. García, Enviada Especial al Destino |  HSM Realizaciones | 

La selva, para quienes lo miran desde un mapa; la fuente de vida y recurso invaluable, para los científicos, los ecologistas y exploradores o simplemente la paz, la energía, el verde de su vegetación y el rojo de su tierra que arman el cuadro perfecto de salud, bienestar, arraigo y encuentro con la naturaleza en estado puro.  

Todo eso pasa por nuestra cabeza cuando después de dejar el aeropuerto de Iguazú, recorremos la ruta 12 para hacer un poco más de 200 km y tomar la ruta 7 que nos acercan a Aristóbulo de Valle para llegar a Salto Encantado. Una ruta en excelente estado, surcada por pinos, araucarias y plantas autóctonas que emergen a sus lados como centinelas abriendo paso y dando la mejor bienvenida a los que deciden sumergirse en la aventura de las riquezas naturales misioneras.
Otra opción desde Posadas; 152 Km o desde Iguazú 205 Km (transitando por ruta nacional 14, a 12 km de Aristóbulo del Valle se accede a la ruta provincial 220 y luego de recorrer 4 km se encuentra el ingreso).

El Parque Provincial Salto Encantado es atravesado por el arroyo Cuñá Pirú y tiene una superficie total de 13.227 hectáreas. Está a cargo del Ministerio de Ecología y el principal objetivo es conservar la flora y fauna del lugar. El control y vigilancia del mismo está supervisado por 10 Guardaparques, situados en dos puestos de 38 km de distancia entre uno y otro que tienen a su cargo el control de la caza furtiva, el robo de maderas, incendios y la presencia de intrusos.
Informantes del Parque trabajan  con los colegios dando charlas para concientizar sobre la importancia de su conservación con el objetivo además de fomentar la colaboración en su mantenimiento.

Sólo 7 hectáreas están habilitadas para el turismo, que corresponde a las zonas de los senderos que llegan a diferentes saltos y al principal; no puede acamparse y se estima que el ingreso de los turistas asciende a 8000 personas en plena temporada.
No se puede circular fuera de los senderos habilitados y se pueden hacer los recorridos prescindiendo del guía. Se puede visitar todos los días de 8 a 18.30 horas.
Los informantes del Parque, que dependen de la Secretaria de Turismo, realizan charlas de capacitación y se encuentran en los horarios de 10:00 a 17:30 hrs. para orientar a los visitantes

Por un sendero de 375 escalones, un guía especializado del parque nos conduce hacia el lugar. Si bien el trayecto no es dificultoso, tenemos que ir con zapatillas cómodas, ropa liviana y clara ya que el clima es bastante húmedo y caluroso, y proveernos de agua fresca para beber.

En plena selva misionera el Parque es refugio de unas 36 especies de mamíferos y alberga 214 especies de aves. Son típicos lagartos, ardillas, tatúes, monos carayá, tucanes, osos hormigueros y miles de especies de mariposas. En cuanto a la flora, se destacan comunidades de guatambú blanco, tacuarembó, loro negro, lapachos, guaica, pindó y timbó. La mayoría de las plantas tienen propiedades medicinales y curativas, ya usadas por los guaraníes hace cientos de años.

En medio de un espacio de intenso verde, cubierto de selva se encuentra el gran salto, atractivo principal del Parque, visto por primera vez en junio del año 1936. La erosión que durante mucho tiempo efectuaron las aguas del arroyo Cuñá Pirú generaron esta caída de agua de 64 metros de altura, en un cañadón profundo, rodeado de vegetación.

El parque ofrece todos los servicios al visitante y con la importante infraestructura recientemente inaugurada dispone de un drugstore en el centro del lugar, venta de artesanías, sanitarios y servicio de informantes turísticos que lo orientaran para optar por unos u otros recorridos.

Hay senderos interpretativos con diferente grado de dificultad, que permiten adentrarse en la naturaleza. Los recorridos sobre decks facilitan el acceso a impactantes vistas del Salto Encantado, Hay caminos alternativos por la selva que conducen a los otros saltos que bañan el duro suelo de basalto.
Hay acceso para personas con movilidad reducida que podrán disfrutar del paisaje y hacer uso de sus instalaciones.

La leyenda
En el momento justo en que fue descubierto el Salto Encantado, tuvo difusión una leyenda sobre su origen, tragedia de amor inspirada en el seno de la comunidad aborigen guaraní que habitó el Valle del Cuñá Pirú.
Habitaban en el gran valle dos tribus históricamente enemigas. El cacique de una de ellas , Aguará (Zorro), tenía una bella hija llamada Yate-i (dulce). El de la otra tribu se llamaba Yurumí (Oso Hormiguero), cuyo hijo Caburé-i (pequeño búho) era un excelente cazador y valiente guerrero.
Quiso el destino que los jóvenes se conocieran durante una cacería y naciera el amor. Sus padres no lo admitieron y su odio estallo en una gran batalla. Durante la lucha Yate-i lloró al ver morir a su padre y sus lágrimas al tocar el suelo, se iban transformando en pequeños hilos de agua.
Cabure-i al observarla dejo las arma y corrió para compartir su dolor. En ese instante cientos de flechas de ambos bandos abatieron a los jóvenes y Tupa (Dios de la Naturaleza) hizo que de las lágrimas caídas de Yate-i se formara un arroyo, y con truenos y rayos la tierra se abriera, cobijando a los enamorados muertos. En ese lugar, las aguas del arroyo cayeron, formando entonces el Salto. En memoria de sus hijos las tribus jamás volvieron a pelear.
Desde uno de los miradores, dicen los lugareños, que quienes están enamorados pueden ver la forma de un corazón alrededor del salto.

La novedad
El parque está iniciando una importante obra que se estima estará finalizada para la Semana Santa. Se trata de la instalación de cinco aerosillas con capacidad para 4 personas cada una que atravesaran un trayecto de 150 metros de ida y 150 metros de vuelta  pudiendo así obtener una vista única del lugar. Se está diseñando además un futuro centro de visitantes.

Donde alojarse:
Si bien esta experiencia todavía no nos ha terminado de maravillar, cuando llega la tarde y todas las aves de la selva parecen reunirse en concierto, nada mejor que alojarse en alguno de los lodges de selva que se encuentran en la zona como el Tacuapí Lodge o Cuña Pirú Lodge, donde además de un servicio preferencial, la gastronomía acompaña una noche de luna romántica entre amigos o en familia, para terminar en un profundo sueño reparador del stress urbano.

Flora Nativa
Cactus de Teyú Cuaré, familia cactaceae, Parodia Schumaniana
Pindocito, familia arecaceae, Allagoptera Campestris
Yatay Poñí, familia arecaceae, Butia Paraguayensis
Chachí Bravo (de pantano), familia cyatheaceae. Cyathea Atrovirens
Chachi Bravo (de la selva), familia cyatheaceae, Alsophila Setosa
Chachi Manso, familia cyatheacease, Dicksonia Sellowiana
Pino Paraná, familia araucariaceae, Araucaria Angustifolia
Palo Rosa, familia araucariaceae, Aspidosperma Polyneurum
Urunday Blando, familia fabaceae, Acosmium Subelegans
Lapacho Negro, familia bignoniaceae, Tabebuia Heptaphylla

Fauna Nativa
Aguila Arpia
Loro Charao
Loro Maracaná Afeitado
Carayá Rojo
Aguará Guazú
Tetapá de Collar
Oso Hormiguero
Tapir
Yaguareté
Pato Serrucho
Tordo Amarillo
Lobo Gartantilla

Más información:
www.turismo.misiones.gov.ar
DEJE SU COMENTARIO
Debe estar registrado para poder comentar
0 COMENTARIOS DE LOS LECTORES

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.