" />

5:58 hs. | Dom, 16.Jun.2024

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Brasil | Provienen de lluvias de hace mil años

Las aguas termales de Rio Quente

Muy buscada por turistas de todo Brasil en busca de sus cálidas aguas naturales, la ciudad de Rio Quente en Goiás, junto con la vecina Caldas Novas, forma el mayor complejo hidrotermal del mundo. Con poco más de 4 mil habitantes, el municipio alberga el famoso complejo hotelero Río Quente y el parque acuático Hot Park. 

25.03.2024 17:35 |  Ministerio de Turismo de Brasil | 

Hay mucha especulación sobre el origen del calentamiento natural de las aguas de la región. Incluso se ha pensado en la posibilidad de que un volcán inactivo sea el responsable del fenómeno, pero la explicación es mucho más sorprendente. Las aguas termales en realidad provienen de lluvias de hace mil años.

El fenómeno se debe a la geotermia: el propio calor de la tierra calienta las aguas debido a las características geológicas de la Serra de Caldas Novas, donde surgen las aguas termales naturales. La cordillera está formada por varias rocas que, a su vez, se encargan del proceso de almacenamiento y mineralización del agua. A medida que el agua se filtra en las rocas, también se mineraliza.

El calentamiento se produce cuando el agua de lluvia penetra en las fisuras de la Serra de Caldas Novas, infiltrándose lentamente en el suelo y alcanzando grandes profundidades de unos mil metros. Al descender, se calientan progresivamente debido al gradiente geotérmico de las rocas, elevando la temperatura hasta unos 60ºC.

Una vez calentadas, las aguas adquieren presión, regresan por grietas y se mezclan, ya cerca de la superficie, con infiltraciones del nivel freático. El proceso ayuda a enfriarlas, alcanzando, de media, una temperatura más confortable para nosotros, de 37,5ºC. Todo esto lleva unos mil años. Es decir, las aguas en las que la gente se baña en la región son provenientes de las lluvias de este periodo.

Otros sitios de aguas termales - Las alternativas para aquellos que gustan o quieren probar los baños calientes y las aguas termales no terminan ahí. Varias regiones del país son también escenario del fenómeno de las aguas naturalmente calentadas y relajantes.

La ciudad de Araxá por ejemplo, es famosa por tener aguas termales interconectadas por una pasarela suspendida. El destino alberga hoteles que ofrecen diversas actividades a huéspedes y no huéspedes, como bañeras individuales y piscinas climatizadas. Además de las docenas de tratamientos a base de agua termal, también están disponibles procedimientos con el uso de lodo terapéutico.

En el nordeste, la ciudad de Mossoró  también es un destino seguro. El parque acuático de la ciudad, Planeta Água, en el Thermas Hotel and Resort, reúne 12 piscinas de aguas termales, interconectadas y bombeadas desde una estación central. Las aguas alcanzan una temperatura de hasta 58°C y se distribuyen a las piscinas, perdiendo calor gradualmente.

Las aguas subterráneas del municipio de Rio Grande do Sul son un verdadero regalo de la naturaleza y han demostrado ser terapéuticas. Dotados de calcio, magnesio y hierro, aportan numerosos beneficios para la salud, convirtiendo a Mossoró en uno de los principales destinos de los tratamientos terapéuticos.

Piratuba, ubicada en el oeste de Santa Catarina, atrae a los niños, con sus piscinas, y a los adultos, con sus baños de inmersión, duchas y tratamientos medicinales. La temperatura del agua ronda los 38ºC, tanto en invierno como en verano. Todavía en el oeste del estado, la naturaleza de Itá está dibujada por montañas y bosques nativos.

A 180 km de la capital del estado de São Paulo, la ciudad de Águas de Lindóia es otra de las ciudades termales de Brasil, donde las aguas salen del subsuelo a 28ºC. El municipio se dedica al turismo y al embotellado de agua mineral. En la Casa de Baños Municipales, los turistas pueden disfrutar de servicios terapéuticos, duchas escocesas, bañeras de hidromasaje y también piscinas con agua mineral y toboganes de agua, así como fuentes de agua mineral a lo largo del complejo y la Avenida das Nações.