15:02 hs. | Jue, 26.May.2022

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Destinos | Desde la costa hasta el interior, hay todo un legado sorprendente que develar.

El fascinante mundo de los azulejos del Centro de Portugal

Los azulejos forman parte de la identidad portuguesa y embellecen el país de norte a sur. Un testimonio de la influencia duradera de la cultura y el patrimonio árabes en Portugal. Pueden ser coloridos, históricos y artísticos. Todos con un denominador común: demostrar la importancia subyacente de la mezcla cultural en la definición del propio país.

07.03.2022 10:07 |  Visit Portugal | 

Óbidos. El bellísimo pueblo de Óbidos, de casas blancas adornadas con buganvillas y madreselvas, conquistado a los moros por el primer rey de Portugal, D. Afonso Henriques, en 1148. Más tarde, D. Dinis lo donó a su mujer, la reina Santa Isabel. Desde entonces y hasta 1883, el pueblo de Óbidos y las tierras de alrededor siempre pertenecieron a las reinas de Portugal. Óbidos es uno de los ejemplos más perfectos de fortaleza medieval portuguesa. Como antiguamente, se entra al recinto por la puerta sur, la de Santa María, bellamente decorada con azulejos del siglo XVIII....
 El fascinante mundo de los azulejos del Centro de Portugal


Coimbra fue en su día la capital del reino y sigue siendo un bastión de la historia y el conocimiento, sede de una de las universidades más antiguas del continente europeo. La Iglesia de Santa Cruz es el Panteón Nacional -donde se encuentran las tumbas de D. Afonso Henriques y su hijo D. Sancho I- y sorprenderá a sus visitantes por su patrimonio de azulejos. Por toda la ciudad hay marcas dejadas por los constructores de la nación, tanto en las instalaciones de la Universidad, creada por D. Dinis, como en los monumentos de visita casi obligada, entre los que destacan los ordenados por D. João III, el Marquês de Pombal y D. Manuel. De la grandeza de la Biblioteca Joanina al simbolismo del Convento de Santa Cruz, la antigua capital del reino está repleta de testimonios del pasado.
El fascinante mundo de los azulejos del Centro de Portugal


Cerca de Viseu, concretamente en el noble pueblo de Santar, famoso por su producción de vino, descubrirá los impresionantes jardines y los singulares azulejos de la Casa de Santar e Magalhães, propiedad de los Condes de Santar. Ocupada desde la época de los castros, la historia de Viseu está estrechamente ligada a la Historia de Portugal. Si la mítica figura de Viriato, el guerrero que lideró a las tribus lusitanas contra los romanos, dio a la antigua ciudad un papel de vital importancia durante la romanización, también D. Afonso Henriques, el primer rey de Portugal, estableció un estrecho vínculo entre los primeros años de la fundación de la nacionalidad y esta noble ciudad de la Beira Alta. Lugar de importancia estratégica y comercial desde tiempos ancestrales, muchos son los vestigios que la arqueología, y a veces la casualidad, han ido revelando.
El fascinante mundo de los azulejos del Centro de Portugal


El Bussaco Palace es uno de los hoteles con más encanto de Portugal. Sus paredes, copiosamente cubiertas de azulejos, cuentan las historias de la Historia de Portugal. “Castelo de cuento de hadas en una floresta encantada" es la mejor definición de Palade do Bussaco, un auténtico palacio real, en el verdadero sentido del término. Ubicado en plena sierra a norte de Coimbra en el centro de la Mata Nacional do Buçaco, verdadero ex-libris botánico nacional, plantado por las Carmelitas Descalzas en el siglo 17, este palacio legendario, en el más esplendoroso estilo neo-manuelino, fue edificado entre 1888 y 1912 para los últimos reyes de Portugal y convertido en hotel de lujo en 1917.

El fascinante mundo de los azulejos del Centro de Portugal


Aveiro
, baluarte del arte nuevo, alberga innumerables ejemplos de la belleza de los azulejos portugueses. El Museo de Arte Nuevo es sin duda un ejemplo inspirador de la incesante belleza del azulejo portugués. Viajar a Aveiro es sumergirse en las aguas del Centro de Portugal. Conocida como la “Venecia de Portugal”, la ciudad se deja dominar en silencio por la Ría de Aveiro, nombrado por Saramago como “un cuerpo vivo que une la tierra con el mar como un enorme corazón.”
El fascinante mundo de los azulejos del Centro de Portugal


Y por último, Ovar, en la región de Aveiro, es un auténtico museo del azulejo al aire libre. Sus encantadoras casas cubiertas de azulejos de colores, en una verdadera profusión de dibujos y motivos, hacen de Ovar una visita obligada, al igual que la impresionante iglesia de Válega, cubierta de azulejos multicolores.  Este arte de origen árabe se remonta a la segunda mitad del siglo 15. Las baldosas se utilizan principalmente en interiores de palacios y iglesias. En Ovar, a finales del siglo 19 los azulejos de motivos semi-industrial se han aplicado en las fachadas de la mayoría de los edificios públicos, adornados con balaustres, piñas y pequeñas estatuas de cerámica.
El fascinante mundo de los azulejos del Centro de Portugal

 

Monedas