6:32 hs. | Mar, 18.Ene.2022

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Destinos | Deliciosamente relajada e instintivamente desacelerada

Anguilla: las mejores playas del Caribe

Condé Nast Traveller señala la costa de la isla del Caribe como una de las más bellas de la región. 

12.12.2016 08:31 |  Interamerican Network | 

Hay un lugar muy agradable y de gran valor en Crocus Bay, donde se sirven costillas cocidas y piñas coladas. Todos intentan llegar a da’Vida (restaurante y spa en Crocus Bay) antes de las 11 hs para conseguir una chaise-longue en la sombra, pero incluso si usted llega tarde, alguien se va a cambiar de lugar y le va a dar un espacio.

En el palco, el músico Omari Banks toca una mezcla de R&B suave con un reggae más tranquilo, al tiempo que se sirven porciones de pollo en la arena mientras los colibríes van picoteando ponches de ron.
Antes del almuerzo, voy a bucear un largo rato a Little Bay, donde los niños escalan una gran piedra y saltan al mar con animados gritos. Podría acostumbrarme a domingos como este. Eso es lo que más recuerdo de las Indias Occidentales: suave como el comercial de los años ‘80 de Lilt, con impactantes tambores... "a totally tropical taste" (un sabor totalmente tropical).

Una isla delgada y plana en las Antillas Menores, Anguilla atrae a un público completamente diferente en comparación a St. Barth, que queda a una distancia de apenas 10 minutos en avión.
Dicen que se va a St. Barth para ser visto y a Anguilla para no ser visto. Aquí las conversaciones están más relacionadas con la gastronomía que con la moda; es más sobre la música que sobre el dinero. Es por eso que Robert De Niro lee los guiones de sus películas en una Cerulean Villa bien reservada, conocida como la mejor del destino.

El año pasado, Justin Bieber pasó una buena Navidad familiar en una nueva casa de playa en Meads Bay, con sus paisajes claros, aros de baloncesto y piscina infinita con vistas del horizonte.
La gran fascinación de Anguilla son sus caminos impredecibles y sus playas sensacionales, además de las casas de madera, pintadas en tonos almendra o con fuertes rayas estilo rastafari. Valley – su pequeña capital – cuenta con pequeños edificios gubernamentales y una serie de food trucks, llamados The Strip, donde se sirve sopa de concha, roti y empanadas de pescado.
Los niños caminan a sus escuelas con uniformes que tienen los mismos colores de los edificios (es decir, usted sabe a dónde van). El color rosa es utilizado en la primaria Orealia Kelly y el verde es usado en Vivien Vanterpool. Hay hordas de cabras amigables e incansables gallos cantantes. Usted se despierta con un "quiquiriquí" dondequiera que esté.

Deliciosamente relajada e instintivamente desacelerada, Anguilla es uno de los pocos lugares en el mundo donde el tiempo parece sobrar. Sólo 15.000 personas viven aquí y todos se conocen y deben tener algún tipo de parentesco. Aparentemente, hay media docena de apellidos en el lugar. En total hay seis semáforos, pero las personas son tan conscientes que no hay ninguna necesidad de normas de tránsito. Un taxista de la República Dominicana me dijo que se trasladó a Anguilla para tener "una vida tranquila", un sentimiento compartido por otros residentes como un masajista de Jamaica, un mensajero de hotel de Guyana y un camarero de St Kitts. Además, hay una camarera, Nieves, que llegó a la isla para escapar de la "carrera de ratas de su tierra natal."

Yo quería encontrar al habitante más antiguo de Anguilla para ver si la vida aquí siempre fue de esta manera. Así encuentro a Daisy Wong (su apellido era en realidad Juan, pero nadie podía pronunciarlo), de 95 años, en la biblioteca pública. Estaba usando su mejor vestido y no me soltaba la mano durante nuestra conversación. "Sí, las cosas son más o menos iguales a cuando yo era una niña, excepto que nos vestíamos mejor antes", dice. Daisy me fue presentada como poetisa y revolucionaria. Ella "se entrega" en ambos frentes, recitando largos textos en las manifestaciones contra los británicos en la década de 1960.

"Los nativos de Anguilla estaban a punto de encontrarlos con machetes, palos y piedras, había tanques y camiones listos para romper sus huesos; Dios los dejó porque pasaron por un sufrimiento largo y arduo; ahora están más seguros, Dios hizo sus espíritus más fuertes ", recita.

 + info: www.ivisitAnguilla.com

Monedas