7:26 hs. | Vie, 08.Dic.2023

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Cías. Aéreas | El SAF puede reducir las emisiones hasta en un 85% durante el ciclo de vida del combustibl

Boeing, NASA y United Airlines probarán los beneficios de SAF

En una colaboración para fortalecer la sostenibilidad en la aviación, Boeing se ha asociado con la NASA y United Airlines para realizar pruebas en vuelo con el fin de medir cómo el combustible de aviación sostenible (SAF) afecta a las estelas de condensación y a las emisiones no relacionadas con el carbono, además de reducir el impacto climático del ciclo de vida del combustible. 

12.10.2023 19:00 |  Boeing | 

El segundo ecoDemonstrator Explorer de Boeing, un 737-10 destinado a United Airlines, volará con 100% SAF y combustible convencional para aviones en tanques separados y combustibles alternativos durante las pruebas. El DC-8 Airborne Science Lab de la NASA volará detrás del avión comercial y medirá las emisiones producidas por cada tipo de combustible y partículas de hielo de estelas. Los satélites de la NASA capturarán imágenes de la formación de estelas como parte de las pruebas.

Los investigadores pretenden comprender cómo los combustibles avanzados, los diseños de las cámaras de combustión de los motores y otras tecnologías pueden reducir el calentamiento atmosférico. Por ejemplo, las pruebas evaluarán cómo afecta el SAF a las características de las estelas de condensación, las estelas de condensación persistentes que se producen cuando los aviones vuelan a través de aire frío y húmedo. Si bien aún no se comprende su impacto total, algunas investigaciones han sugerido que ciertas estelas de condensación pueden atrapar el calor en la atmósfera.

World Energy está suministrando SAF para las pruebas desde sus instalaciones de Paramount, California. El soporte adicional incluye:
  • La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) está proporcionando fondos a través del Centro de Excelencia ASCENT
  • GE Aerospace proporciona experiencia técnica y financiación de proyectos
  • El Centro Aeroespacial Alemán (Deutsches Zentrum für Luft- und Raumfahrt o DLR) proporciona expertos e instrumentación
El proyecto es la última fase de una asociación de varios años entre Boeing y la NASA para analizar cómo el SAF puede reducir las emisiones y permitir otros beneficios ambientales. En comparación con el combustible convencional para aviones, el SAF, fabricado a partir de una gama de materias primas producidas de forma sostenible, puede reducir las emisiones hasta en un 85% durante el ciclo de vida del combustible y ofrece el mayor potencial para reducir el CO2 de la aviación en los próximos 30 años. El SAF también produce menos hollín, lo que puede mejorar la calidad del aire cerca de los aeropuertos.

"Nos sentimos honrados de colaborar con la NASA, United Airlines y otros socios valiosos en la investigación que fortalecerá la comprensión de la industria de los beneficios del SAF más allá de la reducción de las emisiones de carbono", dijo el director de sostenibilidad de Boeing, Chris Raymond. "Hemos resuelto problemas difíciles antes, y si continuamos tomando medidas significativas, estoy seguro de que lograremos juntos un futuro aeroespacial más sostenible".

"Las pruebas de vuelo son complejas y requieren muchos recursos, pero son el estándar de oro para comprender cómo las innovaciones aeroespaciales sostenibles afectan los cambios en las estelas de condensación y el clima", dice Rich Wahls, gerente de integración de misiones de la NASA para la Asociación Nacional de Vuelos Sostenibles. "Es por eso que estamos incorporando el DC-8 de la NASA a esta colaboración, donde los valiosos datos de vuelo mejorarán nuestros modelos predictivos".

"Esta colaboración entre Boeing, la NASA y United tiene el potencial no solo de ayudarnos a comprender mejor las estelas, sino también de proporcionar el alcance completo de lo que nuestra transición a SAF puede proporcionar más allá de las reducciones de gases de efecto invernadero", dijo la directora de sostenibilidad de United, Lauren Riley.

"En GE Aerospace estamos orgullosos de apoyar esta innovadora colaboración de investigación que profundizará nuestra comprensión científica del impacto del SAF en las emisiones para un futuro de vuelo más sostenible", dijo el vicepresidente de ingeniería de GE Aerospace, Mohamed Ali.

"Para lograr una aviación compatible con el clima, necesitamos una estrecha cooperación internacional. El Centro Aeroespacial Alemán tiene décadas de experiencia en la investigación sobre el impacto climático de todo el sistema de aviación mediante el avance de la tecnología de medición y las simulaciones", dice Markus Fischer, miembro de la Junta Directiva de la División de Aeronáutica del DLR.

"La continuación de la cooperación transatlántica encuentra ahora una nueva cumbre y subraya el compromiso internacional de reducir el impacto climático de los efectos deCO2 y no CO2 de la aviación".

El programa ecoDemonstrator de Boeing se amplió este año para incluir aviones Explorer centrados en proyectos de prueba específicos a corto plazo. Boeing y la NASA realizaron pruebas en tierra de emisiones SAF en un 737-9 de Alaska Airlines en 2021 y en aviones de prueba de vuelo ecoDemonstrator 777-200ER y 787-10 en 2022. Boeing se ha comprometido a entregar aviones comerciales compatibles con el 100% de SAF para 2030.

El 737-10 es el avión más grande de la familia 737 MAX de pasillo único de Boeing, que reduce el uso de combustible y las emisiones en un 20% en comparación con los aviones a los que reemplaza.