9:59 hs. | Jue, 01.Dic.2022

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Cías. Aéreas | "Todavía queda un largo camino por recorrer para alcanzar un estado de cosas normal"

IATA espera una importante mejora en los viajes para el 2024

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) espera que el número total de viajeros alcance los 4.000 millones en 2024 (contando los viajes de conexión multisector como un solo pasajero), superando los niveles anteriores al COVID-19 (103 % del total de 2019). El conflicto Rusa-Ucrania puede afectar.

01.03.2022 09:10 |  IATA | 

Las expectativas sobre la forma de la recuperación a corto plazo han cambiado ligeramente, lo que refleja la evolución de las restricciones de viaje impuestas por el gobierno en algunos mercados. Sin embargo, la imagen general presentada en la última actualización del pronóstico a largo plazo de IATA no ha cambiado con respecto a lo que se esperaba en noviembre, antes de la variante Omicron.

“La variante Omicron no cambió la trayectoria de la recuperación en el número de pasajeros de COVID-19. La gente quiere viajar. Y cuando se levantan las restricciones de viaje, regresan a los cielos. Todavía queda un largo camino por recorrer para alcanzar un estado de cosas normal, pero el pronóstico de la evolución en el número de pasajeros da buenas razones para ser optimista”
, dijo Willie Walsh, Director General de IATA.

La actualización de febrero del pronóstico a largo plazo incluye los siguientes aspectos destacados:
  • En 2021, el número total de viajeros fue el 47 % de los niveles de 2019. Se espera que esto mejore a 83% en 2022, 94% en 2023, 103% en 2024 y 111% en 2025.
  • En 2021, el número de viajeros internacionales fue el 27 % de los niveles de 2019. Se espera que esto mejore a 69% en 2022, 82% en 2023, 92% en 2024 y 101% en 2025.
Este es un escenario de recuperación internacional a corto plazo ligeramente más optimista en comparación con noviembre de 2021, basado en la relajación progresiva o eliminación de las restricciones de viaje en muchos mercados. Esto ha visto mejoras en los principales mercados intraeuropeos y del Atlántico Norte, fortaleciendo la línea de base para la recuperación. Se espera que Asia-Pacífico continúe rezagada en la recuperación con el mercado más grande de la región, China, que no muestra signos de relajar sus severas medidas fronterizas en el futuro cercano.

  • En 2021, el número de viajeros nacionales fue el 61 % de los niveles de 2019. Se espera que esto mejore a 93% en 2022, 103% en 2023, 111% en 2024 y 118% en 2025.
Las perspectivas para la evolución del número de viajeros nacionales son ligeramente más pesimistas que en noviembre. Si bien los mercados nacionales de EE. UU. y Rusia se han recuperado, no ocurre lo mismo con los otros mercados nacionales importantes de China, Canadá, Japón y Australia.

“Los impulsores más grandes e inmediatos del número de pasajeros son las restricciones que los gobiernos imponen a los viajes. Afortunadamente, más gobiernos han entendido que las restricciones de viaje tienen poco o ningún impacto a largo plazo en la propagación de un virus. Y las dificultades económicas y sociales causadas por un beneficio muy limitado simplemente ya no son aceptables en un número creciente de mercados. Como resultado, la eliminación progresiva de las restricciones está dando un impulso muy necesario a las perspectivas de viaje”, dijo Walsh.

IATA reitera su llamado a:

  • La eliminación de todas las barreras de viaje (incluidas la cuarentena y las pruebas) para quienes estén completamente vacunados con una vacuna aprobada por la OMS
  • Pruebas de antígeno antes de la salida para permitir viajes sin cuarentena para viajeros no vacunados
  • Eliminación de todas las prohibiciones de viaje
  • Acelerar la relajación de las restricciones de viaje en reconocimiento de que los viajeros no representan un mayor riesgo de propagación de COVID-19 que el que ya existe en la población general.
►Variaciones regionales

No todos los mercados o sectores de mercado se están recuperando al mismo ritmo.

“En general, nos estamos moviendo en la dirección correcta, pero hay algunas preocupaciones. Asia-Pacífico es el rezagado de la recuperación. Si bien Australia y Nueva Zelanda han anunciado medidas para reconectarse con el mundo, China no muestra signos de relajar su estrategia de cero COVID. Los bloqueos localizados resultantes en su mercado interno están deprimiendo el número de pasajeros a nivel mundial, incluso cuando otros mercados importantes como los EE. UU. han vuelto a la normalidad en gran medida”, dijo Walsh.

- Asia-Pacífico: la lenta eliminación de las restricciones de viajes internacionales y la probabilidad de nuevas restricciones nacionales durante los brotes de COVID significan que el tráfico hacia/desde/dentro de Asia Pacífico solo alcanzará el 68 % de los niveles de 2019 en 2022, el resultado más débil de las principales regiones. Los niveles de 2019 deberían recuperarse en 2025 (109%) debido a una lenta recuperación del tráfico internacional en la región.

- Europa: en los próximos años, se espera que el mercado dentro de Europa se beneficie de las preferencias de los pasajeros por los viajes de corta distancia a medida que se recupera la confianza. Esto se verá facilitado por un movimiento cada vez más armonizado y sin restricciones dentro de la UE. Se espera que el número total de pasajeros hacia/desde/dentro de Europa alcance el 86 % de los valores de 2019 en 2022, antes de recuperarse por completo en 2024 (105 %).

- América del Norte:
después de un 2021 resistente, el tráfico hacia/desde/dentro de América del Norte seguirá teniendo un desempeño sólido en 2022 a medida que el mercado nacional de EE. UU. vuelva a las tendencias anteriores a la crisis y con mejoras continuas en los viajes internacionales. En 2022, el número de pasajeros alcanzará el 94 % de los niveles de 2019 y se espera una recuperación total en 2023 (102 %), por delante de otras regiones.

- África: las perspectivas de tráfico de pasajeros de África son algo más débiles a corto plazo, debido al lento progreso en la vacunación de la población y al impacto de la crisis en las economías en desarrollo. El número de pasajeros hacia/desde/dentro de África se recuperará más gradualmente que en otras regiones, alcanzando el 76 % de los niveles de 2019 en 2022, superando los niveles anteriores a la crisis solo en 2025 (101 %).

Medio Oriente: con mercados de corta distancia limitados, se espera que el enfoque de Medio Oriente en la conectividad de larga distancia a través de sus centros resulte en una recuperación más lenta. Se espera que el número de pasajeros hacia/desde/dentro de Oriente Medio alcance el 81 % de los niveles de 2019 en 2022, el 98 % en 2024 y el 105 % en 2025.

- América Latina:
el tráfico hacia/desde/dentro de América Latina ha sido relativamente resistente durante la pandemia y se pronostica un 2022 fuerte, con restricciones de viaje limitadas y flujos de pasajeros dinámicos dentro de la región y hacia/desde América del Norte. Se prevé que el número de pasajeros de 2019 se supere en 2023 para América Central (102 %), seguido de América del Sur en 2024 (103 %) y el Caribe en 2025 (101 %).



►Conflicto Rusia-Ucrania
El pronóstico no calcula el impacto del conflicto Rusia-Ucrania. En general, el transporte aéreo es resistente a las crisis y es poco probable que este conflicto afecte el crecimiento a largo plazo del transporte aéreo. Es demasiado pronto para estimar cuáles serán las consecuencias a corto plazo para la aviación, pero está claro que existen riesgos a la baja, en particular en los mercados expuestos al conflicto.

Los factores de sensibilidad incluirán la extensión geográfica, la gravedad y el período de tiempo para las sanciones y/o los cierres del espacio aéreo. Estos impactos se sentirían más severamente en Rusia, Ucrania y áreas vecinas. Antes de COVID-19, Rusia era el undécimo mercado más grande de servicios de transporte aéreo en términos de número de pasajeros, incluido su gran mercado interno. Ucrania ocupó el puesto 48.

El impacto en los costos de las aerolíneas como resultado de las fluctuaciones en los precios de la energía o el cambio de ruta para evitar el espacio aéreo ruso podría tener implicaciones más amplias. Es probable que la confianza del consumidor y la actividad económica se vean afectadas incluso fuera de Europa del Este. 

Monedas