11:02 hs. | Vie, 15.Ene.2021

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Cías. Aéreas | La salud y la seguridad de los pasajeros y el personal son primordiale

ACI y la IATA piden a los gobiernos que asuman los costos de las medidas de salud pública

Airports Council International (ACI) World y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) han instado hoy a que los costos relacionados con las medidas de salud pública destinadas a mitigar la propagación de enfermedades transmisibles sean asumidos por los gobiernos.

02.07.2020 13:46 | 

El efecto de la pandemia COVID-19 en la industria y en la economía en general ha detenido la aviación a nivel mundial, lo que ha llevado a pérdidas de miles de millones de dólares en ingresos y tráfico.

A medida que la industria comienza a reiniciarse y planificar una recuperación sostenida a largo plazo, la salud y la seguridad de los pasajeros y el personal siguen siendo la principal prioridad para los aeropuertos y las aerolíneas.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), a través del Grupo de Trabajo de Recuperación de la Aviación del Consejo (CART),ha decidido asociarse con sus Estados miembros, organizaciones internacionales y regionales e industria para hacer frente a los desafíos y proporcionar orientación mundial para un reinicio y recuperación seguros y sostenibles del sector de la aviación. La orientación TakeOff de la OACI describe una serie de nuevas medidas para salvaguardar la salud pública, que ya están siendo introducidas por aeropuertos y aerolíneas de todo el mundo.

Para garantizar su eficacia, estas medidas -que incluyen los controles sanitarios, la desinfección y el distanciamiento social- requerirán la aplicación por parte de las autoridades nacionales competentes.

ACI e IATA creen que las funciones y responsabilidades existentes de los gobiernos, las aerolíneas, los aeropuertos y otras partes interesadas operativas deben respetarse al aplicar la respuesta al brote COVID-19. Las compañías aéreas y los operadores aeroportuarios deben incluirse en los debates nacionales para evaluar los aspectos prácticos de la aplicación de las soluciones propuestas por la OACI encaminadas a la armonización entre jurisdicciones.

Existe el reconocimiento de que un mosaico de diferentes marcos corre el riesgo de confundir a los viajeros, introducir ineficiencias y costos de cumplimiento adicionales innecesarios en pasajeros, aeropuertos y aerolíneas.

De hecho, el Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud exige que los gobiernos paguen los costos de las medidas sanitarias.

"A medida que las operaciones aeroportuarias y aéreas comienzan a recuperarse lentamente, la salud y la seguridad de los pasajeros y el personal son primordiales y muchos de los gobiernos están considerando muchas nuevas medidas sanitarias para su implantación en los aeropuertos", dijo el Director Mundial de ACI, Luis Felipe de Oliveira. "A medida que la industria navega por las complejidades del reinicio de las operaciones, ACI cree que el costo de cualquier medida de salud que se requiera debe ser asumido por los gobiernos. ACI e IATA están alineados en este tema, como se establece en el Enfoque Conjunto de ACI e IATA que fue nuestra opinión para la guía TakeOff de la OACI. Esto establecó que debía garantizarse la financiación pública de las medidas sanitarias, incluidos, entre otros, los cambios en la infraestructura o en las operaciones necesarios para su aplicación."

El Director General y CEO de la IATA, Alexandre de Juniac, dijo: "La industria de la aviación quiere que el mundo vuelva a moverse.

Hemos trabajado con éxito con la OACI y muchos gobiernos de todo el mundo para establecer protocolos estandarizados que salvaguarden la salud pública y den a los viajeros la confianza para regresar a los cielos. Pero la industria todavía está al borde de un precipicio financiero. Los costos adicionales de las medidas sanitarias exigidas por los gobiernos deben ser asumidos por los gobiernos, como recomienda la OMS. Esto permitirá a la industria centrar los escasos recursos en reconectar el mundo e impulsar la recuperación económica".

Monedas