7:03 hs. | Mié, 28.sep.2022

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Destinos | Fomentando la conservación ex-situ

El Jardín Botánico Nacional de China contribuye a la protección de la biodiversidad

El Jardín Botánico Nacional de China ha abierto sus puertas en Beijing y está atrayendo a todo tipo de visitantes, desde que aquellos atraídos por los colores hasta los curiosos que quieren saber más sobre plantas. Las autoridades aseguran que el jardín contribuye a la protección de la biodiversidad. 

03.05.2022 15:28 |  Turismo de Beijing - CGTN Español | 

Esta planta se llama Welwitschia Mirabilis. Normalmente solo crece en los desiertos del suroeste de África. Con solo dos hojas, puede llegar a sobrevivir miles de años absorbiendo el agua del aire.

"Cuando empezamos a introducir esta planta en China, plantando sus semillas, tuvimos que hacer frente a muchos desafíos. La tasa de supervivencia es baja. La temperatura en el invernadero puede ser bastante diferente a la de su hábitat natural",
dijo Cheng Yajing, ingeniera de Jardín Botánico Nacional.

Ésta es solo una de las muchas plantas introducidas en el jardín. Algunas en el invernadero son plantas locales pero la mayoría procede del exterior.

El primer objetivo del jardín botánico es llevar a cabo la denominada "conservación ex-situ", que significa que la conservación y el mantenimiento de las muestras de plantas se realizan fuera de su hábitat natural.

"Es cierto que las condiciones de vida en China son bastante diferentes a las que las plantas están acotumbradas. Las introdujimos en China con el objetivo de entender mejor su naturaleza y aprender de su proceso de crecimiento", señaló Cheng Yajing.

El Jardín Botánico Nacional de China tiene más de 30.000 tipos de plantas y cinco millones de especímenes procedentes de los cinco continentes. Los funcionarios encargados aseguran que el jardín no solo sirve como base de protección de la diversidad de las plantas sino que también sirve para ayudar para que los visitantes desarrollen una conexión con las plantas y aprendan a apreciarlas y restablezcan una conexión con la naturaleza en las zonas urbanas. Los expertos aseguran que todo debería comenzar con lo que vemos en nuestros platos. En otras palabras, debemos comprender de dónde procede lo que comemos.

"China tiene sus propios granos, pero algunos proceden del exterior. El trigo no es chino. El arroz, sí. La mayoría de los vegetales no son locales, no se originaron en China", expresó Wang Kang, director de Museo de Popularización de la Ciencia. 

Monedas