14:52 hs. | Jue, 11.Ago.2022

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Cías. Aéreas | Avión y tren, se combinan integrando un servicio cómodo y eficaz

KLM y Thalys firman acuerdo para brindar AirRail basado en una experiencia coordinada

KLM Royal Dutch Airlines y Thalys han cerrado un acuerdo para continuar desarrollando su producto AirRail conjunto con el objetivo de hacerlo más atractivo para los clientes. El objetivo es aumentar el número de pasajeros con vuelos de conexión de KLM en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam que viajan desde Bruselas, y viceversa, en tren. 

31.03.2022 00:30 |  KLM | 

Desde hace algún tiempo, KLM ha ofrecido a los pasajeros en tránsito la opción de abordar un tren de alta velocidad Thalys en lugar de un vuelo en el tramo de su viaje Bruselas-Schiphol (o viceversa). Antes de la pandemia del Covid-19, del 20 al 25% de estos pasajeros (unos 36.000 clientes) elegían esta opción. A KLM y Thalys les gustaría aumentar este porcentaje y, en consecuencia, KLM está comprando suficientes asientos de Thalys, lo que hace que uno de sus servicios diarios entre Bruselas y Schiphol sea redundante. Los clientes ahora pueden reservar estos asientos  para fechas de viaje a partir del 17 de julio de 2022.

Sin embargo, no es suficiente simplemente poner a disposición estos asientos de tren. Los pasajeros de transbordo tienen demandas específicas y la mayoría sigue optando por el transbordo aire-aire. Es por eso que KLM y Thalys han decidido dar el siguiente paso en el desarrollo de su producto AirRail, de acuerdo con la Agenda de Acción para el Ferrocarril y la Aviación (Actieagenda Trein en Luchtvaart) del gobierno holandés, que data de 2020.

¿Qué planean hacer KLM y Thalys?

Se han definido varios criterios vitales para el éxito de cualquier servicio ferroviario de sustitución, que tanto el sector ferroviario como el aéreo respaldan:
  1. Los trenes internacionales deben parar en Schiphol.
  2. Las llegadas y salidas aéreas y ferroviarias deben coordinarse.
  3. Los sistemas informáticos de las líneas aéreas y ferroviarias deben poder comunicarse entre sí (p. ej., para el check-in, embarque, cambio de reserva de pasajeros en caso de interrupción, etc.).
  4. El manejo de equipaje ferroviario también debe integrarse, con trenes que tengan compartimentos de equipaje seguros y con procedimientos eficientes de transferencia de equipaje en Schiphol para garantizar la velocidad y la comodidad.
  5. Los pasajeros que lleguen a Schiphol por ferrocarril deben tener una ruta de tránsito separada hasta la puerta de embarque.
Thalys ya cumple los dos primeros criterios en la ruta Schiphol-Bruselas. Con respecto al criterio 3, la comunicación entre los sistemas de TI, KLM y Thalys han encontrado una solución alternativa: los asientos que KLM compra en los trenes Thalys se ingresan manualmente en el sistema de TI de KLM, lo que garantiza que los clientes que viajan en tren disfruten del mismo nivel de servicio y de la misma comunicación eficiente como quienes optan por viajar en avión.

Esto significa que los clientes pueden registrarse y recibir tarjetas de embarque en la estación de tren de Bruselas-Midi/Zuid para todo su viaje, tanto en tren como en avión. KLM actualiza y vuelve a reservar clientes en caso de interrupciones en los servicios ferroviarios y aéreos. KLM también ofrece a los clientes información sobre transferencias y sobre cómo prepararse para su viaje. KLM y Thalys pedirán a sus clientes internacionales que les ayuden a evaluar esta solución temporal.
Los pasajeros deben poder entregar el equipaje facturado en la estación de tren para que lo envíen a su destino final. Idealmente, también deberían tener una ruta de tránsito separada en Schiphol para garantizar una transferencia sin problemas. Ese aún no es el caso. KLM discutirá la mejor manera de cumplir con estos criterios con las partes relevantes.

Bertrand Gosselin, CEO de Thalys, comentó: "KLM se compromete a reducir el impacto de sus operaciones en nuestro entorno de vida. Además de actualizar nuestra flota, reemplazar más combustible para aviones con combustible de aviación sostenible (SAF) y mejorar nuestra eficiencia operativa, nuestro objetivo es reducir las emisiones al ofrecer el tren como una alternativa a los vuelos de corta distancia. Desarrollar el producto AirRail en asociación con Thalys es un paso en la dirección correcta, y vincular nuestras dos redes en Schiphol para transferencias rápidas, eficientes y convenientes es un movimiento positivo. Al igual que nuestras asociaciones en la industria de las aerolíneas, nuestra cooperación con Thalys refleja nuestro compromiso con la intermodalidad."

Por su parte Boet Kreiken, vicepresidente ejecutivo de experiencia del cliente de KLM, agregó
"La intermodalidad entre el aire y el ferrocarril juega un papel importante en el logro de nuestras ambiciones de crecimiento. La extensión de la cooperación con KLM encaja perfectamente con esta ambición. Juntos estamos creando un producto que combina vuelos ferroviarios e intercontinentales para satisfacer las expectativas de nuestros clientes de una alternativa ecológica."

Monedas