7:00 hs. | Jue, 08.Dic.2022

BUE clima T: 19°C  H: 61%

Norte | más conocimientos

Mejorar la experiencia gastronómica en Tafí del Valle

En el mes de julio, el Ente Tucumán Turismo inició la implementación del primer programa de Fortalecimiento Gastronómico en la ciudad de Tafí del Valle, que aspiró a optimizar los servicios para esta temporada de verano. 

26.12.2017 16:30 |  Ente Tucumán Turismo | 

El proceso comenzó con un diagnóstico mediante un Cliente Oculto (“Mistery Shopper”) realizado en cada establecimiento, que luego siguió con el dictado de clases teóricas y prácticas, sumadas a las visitas técnicas en cada espacio.

El cierre del programa se realizó en el hotel Lunahuana y contó con la participación de cocineros, personal gastronómico y propietarios de establecimientos. Estos fueron recibidos por la vicepresidenta del Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT), Elena Colombres Garmendia, acompañada por personal de Capacitación y uno de los especialistas contratados por el organismo para este programa.

“Asumimos como un gran desafío el hacer acciones diferentes para obtener resultados distintos. En este sentido, esta capacitación necesitó un replanteo de su formato tradicional: salir de lo áulico. Creemos que con este programa nos encaminamos hacia el logro de ese objetivo”, manifestó Colombres Garmendia. La funcionaria enfatizó que el programa “excede lo gastronómico, porque se buscó generar identidad por medio de la comida como experiencia turística, además de haber integrado al Valle a través de los establecimientos, los chefs, los proveedores y el personal de contacto. Eso es lo más rico e importante”, concluyó.

Por su parte, Ana Laura Vásquez, jefa del área de Capacitación, expresó la sorpresa que le causó ver el entusiasmo de la gente y su continuidad. “Buscamos que en el valle se puedan ofrecer productos con identidad propia, incorporando productores y nombres afines de platos nuevos para así poder llegar al turista a través de esta experiencia gastronómica. De esta manera, posibilitamos a los asistentes del curso reforzar la idea de saber de dónde vienen, quienes son y porqué eligieron ser cocineros”.

Vásquez, impulsora del programa, destacó el alcance y el compromiso de los prestadores gastronómicos de la ciudad: “Finalmente cuatro establecimientos consiguieron la distinción y 20 participaciones permanentes, con un 70% de clases prácticas. Aguardamos que los resultados se vean reflejados en el plato terminado y en el servicio para así poder avanzar desde allí hacia programas de calidad. Nuestra idea a futuro es poder replicar esta experiencia en otras localidades turísticas de la provincia”, agregó.
Los cuatro establecimientos distinguidos fueron “Estancia Las Carreras”, “Flor de Sauco”, “La Quebradita” y “El Portal de la Villa”. Por otro lado, veinte asistentes lograron acreditar su participación a través de una certificación.

Rompiendo estructuras
La gerente general de Estancia Las Carreras, Inés Frías Silva, recalcó el interés del organismo “por romper la estructura de las capacitaciones anteriores, en las que el capacitador brindaba su punto de vista y el participante escuchaba. En este caso, hubo una buena interacción entre el capacitador y la gente, lo que nos permitió hacer un relevamiento y revisión de cada uno de los puntos de la gastronomía. Fue muy bueno ver cuáles son las cosas en las que se puede mejorar, algunas ajustar y en otras innovar”.

Frías Silva aseguró que “para poder innovar debemos seguir mostrando lo típico del lugar, resaltando con cada plato que se proponga en la carta lo que sacamos de nuestra propia tierra. Amaicha nos está trayendo sus condimentos y tenemos ingredientes orgánicos que le brindan un valor agregado a lo que estamos haciendo”.

Por otra parte, para Ricardo Svoboda, de Puro Campo, esta formación “era lo que nos hacía falta para entender la cocina. Para nosotros todo resultó interesante, el dictado fue dinámico y muy bien planteado desde el punto de vista de la economía, de los materiales, el personal y la gerencia”.

Para el cierre del programa, cada participante presentó diferentes platos elaborados a partir de los conocimientos adquiridos en el curso. Entre ellos sobresalió la “ulpada”, una tradicional bebida nutritiva y refrescante preparada con harina de maíz capia cocida, azúcar y agua, que antiguamente se enterraba en lugares que evitaban que suba su temperatura. Para su versión actual se le incorporó hielo, menta y limón, con una variante de aguardiente para los adultos.

El programa de Fortalecimiento Gastronómico fue diseñado y ejecutado por el Ente Tucumán Turismo a través del área de Capacitación, con la participación del cocinero Álvaro Arismendi y el coach Fernando Farías.

Monedas