20:54 hs. | Lun, 16.Oct.2017

BUE  T: °C  H: %

Síganos:    facebook twitter RSS


 | importantes declaraciones

El presidente de EMBRATUR afirma que el turismo puede triplicar la facturación del país

Vinícius Lummertz, presidente de EMBRATUR, afirma que el turismo es el tercer elemento de exportación del planeta. El país tiene potencial para triplicar la facturación para hasta R$ 19 mil millones.

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

11.10.2017 16:08 |  EMBRATUR | 

Vinicius Lummertz

El presidente de EMBRATUR afirma que el turismo puede triplicar la facturación del país
El costo en Brasil y la baja calidad del ambiente de negocios del país son los principales obstáculos para el desarrollo del turismo, evalúa el presidente de Embratur, Vinícius Lummertz. Para él, los consumidores sufren ante la falta de competencia y el ideal de descapitalismo que impera. "En el capitalismo, la regla es aumentar la producción y, al hacerlo, cae el precio o el costo marginal del producto. Pero en Brasil no es así. Se da una manera de producir menos, dentro de un sistema contenido, que es tan caro para pagar que al final no gana escala, no gana fuerza de producción y descapitaliza", comenta.
Para él, el país tiene potencial para casi triplicar la facturación del sector de los actuales US $ 7 mil millones para hasta R $ 19 mil millones con medidas de corto y mediano plazo. Entre ellas está la liberación de visados electrónicos para visitantes extranjeros de países como Japón, Australia y China. Además, Lummertz defiende la transformación de Embratur, hoy una autarquía, en una agencia. Con un presupuesto de apenas 17 millones de dólares, la cartera quiere volver a tener al menos 110 millones de reales para cubrir los costos de promoción del país en el exterior y el mantenimiento de oficinas en diversos países. A continuación, se detallan los principales extractos de una entrevista concedida en el programa CB.Poder, una asociación del Correo Brasileño con la TV Brasilia.

Se está tramitando en el Congreso un proyecto de ley para transformar a Embratur en agencia. ¿Cuál sería el impacto de este cambio?
La propuesta, si se aprieba, dotará a Embratur de un poder de competición internacional. Hay una carrera mundial por el turismo. Hay una guerra de empleo, en esta era digital, en las áreas de los servicios dirigidos al sector. El turismo es el tercer elemento de exportación del planeta. Se pierde sólo para la industria química y la de combustibles. Está frente a la automotriz y la de alimentos. En un movimiento de 1,2 billones de dólares, Brasil tiene una parte muy pequeña, de apenas el 0,6%, siendo el país con mayor potencial turístico de todo el planeta, según el Foro Económico Mundial.

También hay en el Congreso la discusión de la liberación de juegos y casinos en el país. Este tema es controvertido. ¿Cuál es la opinión de usted sobre esto?

Es parte de la visión atrasada de país. Parece que estamos viviendo en una burbuja. Brasil es una burbuja. Vamos a hablar de hoteles y casinos. Vamos a jugar en los Estados Unidos y somos buenos jugadores. Pasamos mucho con eso. Lo se que necesita tener cuidado es con la cuestión de la renta y con la idea de que los casinos deben estar en centros turísticos. Esta es nuestra propuesta. En Las Vegas, el juego ya no es el principal negocio de la ciudad, sino los congresos y shows que ocurren en los hoteles. Hay shows montados que facturan 200 millones de dólares y se quedan 10 años en el aire. La economía está ligada a la cultura, a las artes, a los espectáculos y a los deportes. Los casinos acabaron siendo un medio de sostener una magia.

¿Los casinos quedar restringidos a pocos espacios?
Sí, en realidad estamos hablando de dos o tres casinos, porque hay que experimentar. Hay en Brasil algunos seminarios, conferencias con especialistas de fuera. La cosa está caminando bien hacia una lógica aceptable, porque no es sólo en esa área que vivimos en una burbuja. Vea el área de los espacios naturales y las áreas de marina. Aquí se lleva 12 años para licenciar un puerto deportivo. En los Estados Unidos se lleva tres meses, con un proceso con tres páginas de papel.

¿Para el brasileño tampoco es difícil viajar? Es decir, va a tener un feriado prolongado ahora esta semana, si una persona quiere comprar un pasaje ahora, va a pagar más que si fuera para el exterior. ¿No cree usted que esto es un problema? ¿El desincentivo al turismo interno?

Véase bien, la cuestión es más profunda. Vamos a volver a la cuestión del contexto: este es un país capitalista sólo cuando interesa. Se habla en libertad de precios y esa libertad de precios bajó el costo de los pasajes. Las aerolíneas tienen razón, pero, en la falta de competición, eso ocurre. Ahora, estamos abriendo el capital aéreo con esa idea. Y las empresas están mayoritariamente a favor hasta porque necesitan capitalizarse. Este país no tiene buena carretera, no tiene tren. Tenemos aeropuertos que no tienen vuelos, tenemos 40, 50 aeropuertos sin vuelos.

El problema es que falta competencia.
Exacto. Este es el país del descapitalismo. En el capitalismo, la regla es aumentar la producción y, al hacerlo, caer el precio o el costo marginal del producto. Pero en Brasil no es así. Se da una manera de producir menos, dentro de un sistema contenido, que es tan caro para pagar que al final no gana escala, no gana fuerza de producción y descapitaliza.

Esto son problemas macroeconómicos estructurales. ¿Hay una solución rápida para eso?
La solución rápida a algo compleja, normalmente, es falsa. Hay soluciones a corto y medio plazo muy buenas. Estas transformaciones de Embratur promoviendo más allá, vamos a salir de US $ 7 mil millones a US $ 11 mil millones. No llegamos a los US $ 19 mil millones y para eso necesitamos otras cosas. Los visados electrónicos ayudarán, la apertura de las líneas aéreas ayudará. Pero al final, vamos a necesitar un ambiente de negocios que permita compensar la falta de ahorro interno por el ahorro externo, porque no hay ahorro.
 
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar
Monedas