4:28 hs. | Vie, 26.May.2017

BUE  T: °C  H: %

Síganos:    facebook twitter RSS


POR Mayte Suarez Santos | El museo al aire libre más grande del mundo

Estambul, un sueño sobre el Bósforo

Dicen que Leandro solía atravesar el estrecho de Dadarnelos para encontrarse con su amada. Y no es para menos. Turquía es uno de los países más bellos y el “museo al aire libre más grande del mundo“. Aún sin ser país miembro de la UE. Estambul fue designada capital europea de la cultura 2010.  

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar
Mayte Suarez Santos
Mayte Suarez Santos

grupotermas@termasworld.com

Es Presidenta del GRUPO TERMAS, Editora de Termasworld.com, Revista electrónica, Agencia de Noticias y Termas Consulting y co-produce con BuscaSalud.com, la serie interactiva RUTAS SALUDABLES. Doctora en Ciencias de la Información por la UCM y Diplomada en Comunicación Científica por la Univ. Pompeu Fabra, está vinculada al ámbito universitario como periodista especializada en Medicina y Termalismo. Autora del "Libro AGUA.H20 la fórmula de la salud" y conferenciante en congresos del sector, ha recibido varios premios nacionales e internacionales como divulgadora científica. Es miembro de la Federación Mundial de Hidroterapia y Climatoterapia (Femtec) y Fundadora de la Asociación Española Amigos de las Termas. Consultora de Turismo Termal, fue asesora para el Proyecto Cajamarca presentado como "Villa Termal de los Incas".
Descargue CV Completo

La especialista Mayte Suárez presentando las Rutas

02.04.2016 | Son numerosos los visitantes que cada año acuden a estas tierras en busca de la mítica Tracia, intentando rastrear las huellas de Troya, buscando la terraza de la escuela de Platón en Assos o contemplando la grandiosidad de Constantinopla, hoy convertida en una de las más hermosas de Europa: Estambul. Pérgamo, Edime, Mileto, Olimpos o Kenya, son parajes que ocultan historias, leyendas y mitos. Izmir es la ciudad natal de Homero, en Teos vivieron Platón y Apelicón.

EN LOS CAMINOS DE LA HISTORIA
En Odeón se puede oír a Heráclito. San Pablo comenzó aquí a difundir el cristianismo. El monte Coressos sirvió de morada a la Virgen María mientras San Juan escribía su Evangelio. Dos de las siete maravillas del mundo se encuentran en Turquía, el Mausoleo de Halicarnaso y el Templo de Artemisa, ambas en la costa del Mar Egeo.

Faselis fue lugar de encuentro de una de las grandes historias de amor: Marco Antonio y Cleopatra. La cueva donde nació San Pedro guarda el recuerdo del padre de la Iglesia Cristiana. La Cueva de Urfa recuerda que aquí bebida agua uno de los primeros profetas, Abraham.

Muchos de los episodios del Antiguo Testamento se desarrollaban en Anatolia, de ahí que se considere a esta zona tierra sagrada. El arca de Noé se había quedado atrapada en el monte Ararat, Abraham había vivido en Urfa y Harran. Tras la fundación del cristianismo, San Pablo nació en Tarso y recorrió Anatolia, los apóstoles adoptaron por primera vez el nombre de “ cristiano “ en la caverna de San Pedro de Antioquia ( la actual Antakya ), San Juan Evangelista escribió su evangelio en Éfeso y la Virgen Maria pasó sus últimos días de vida y murió en la misma ciudad. Las siete iglesias de Apocalipsis fueron fundadas en estas tierras y los primeros concilios ecuménicos fueron organizados en Nicea (Iznik), Éfeso y Calcedonia (Bitinia).

Una de las fechas claves para la historia de Turquía es el año 330 cuando Constantino el Grande trasladó su capital a Constantinopla, la “ciudad de Constantino” (Estambul). Poco después, se adopta el cristianismo como religión oficial del estado bizantino convirtiendo a la ciudad en el centro de una gran civilización.

El Imperio Bizantino no solo desarrolló obras artísticas de gran calidad sino que consiguió resistir a los ataques árabes (s. VII) y de los primeros pueblos bárbaros (XI). Las tierras de Anatolia fueron escenario de once cruzadas. En 1071 el emperador romano Diógenes fue vencido por los turcos selyuquíes, en la batalla de Mantzikett. Es el comienzo de la decadencia del Imperio Bizantino. Constantinopla seria conquistada en 1453.

Los clanes y tribus nómadas habían desarrollado su civilización en Asia Central durante más de mil años, huyeron hacia Anatolia debido a la sequía y la hambruna que asolaba sus tierras. A su llegada ocuparon vastas tierras fértiles inhabilitadas y se asimilaron con los pueblos autóctonos. Es el comienzo de una nueva época con el nacimiento de los dos más poderosos reinos de la península: los selyuquíes de Anatolia y los turcos otomanos.

Antes de la llegada de los turcos, las rutas comerciales más importantes (ruta de la seda, la ruta de las especias, la ruta de Marco Polo) pasaban por Anatolia. De este modo resucitó el comercio entre Europa y el Lejano Oriente. Por su parte, los otomanos fueron quienes impulsaron el avance en la arquitectura, con un estilo propio. El máximo desarrollo se dio en Estambul con mezquitas, baños, albergues de caridad, escuelas, fomentando el arte en todas sus formas.

El viejo imperio Otomano se mantuvo hasta el fin de la Primera Guerra Mundial cuando nació la República de Turquía en 1923 después de una penosa Guerra de Independencia. El fundador de la nueva y moderna Republica de Turquía fue ATATÜR.

Así es Turquía. Mezcla de civilizaciones de historias, de imperios. Las ciudades subterráneas, los bailes, las danzas a la hora de las comidas, el carácter alegre y armonioso del pueblo turco son sólo algunas de las muchas razones para descubrir este hermoso país. Tal vez por ese motivo dicen que Leandro solía atravesar el estrecho de Dadarnelos para encontrarse con su amada. Y no es para menos. Turquía es uno de los países más bellos y el “museo al aire libre más grande del mundo “.

Su riqueza histórica es comparable a la explosión de belleza que la naturaleza del país ofrece y que ha sido elegida por más de cuatro millones de aves para pasar las estaciones de primavera y otoño durante la época de las migraciones. El cielo se colma de color, trinos y vuelos en un espectáculo impresionante.

Visitar Turquía es entrar en los caminos de la historia y del arte, desde los tiempos más antiguos hasta las manifestaciones culturales. Un paisaje encantado que lleno de historia y cargado de futuro y de modernidad sorprende al visitante. Cada día una nueva historia, un nuevo lugar, un momento inolvidable y una aventura que realizar. La nuestra comienza en Estambul, un sueño sobre el Bósforo.

ESTAMBUL
Aterrizamos en el Aeropuerto Atatür al atardecer y en ese momento mágico para contemplar cómo las orillas del Bósforo se llenan de una delicada luz rojiza que ilumina a la que fue capital del Imperio Romano de Oriente, de Bizancio y del Imperio Otomano, mostrando el esplendor de un pasado glorioso y un futuro de modernidad.

Estambul es la única ciudad del mundo que se asienta sobre dos continentes: Europa y Asia. En ella convergen las civilizaciones del Oriente y del Occidente. Esta enorme riqueza y diversidad cultural es lo que más nos fascina de Estambul como también se la conoce.

El viaje está motivado por nuestra participación como Grupo Termas en el 35ª Congreso Internacional de la Society of Medical Hidrology & Climatology. Serán tres días intensos de reuniones científicas y de escapadas turísticas por Estambul. Ansiamos empaparnos de su historia y cultura, sus costumbres como pueblo hospitalario, del ambiente nocturno de la ciudad y descubrir la seducción de un “hammam“. Y es que, los museos, iglesias, palacios, grandes mezquitas, bazares y las espectaculares vistas de la belleza natural del entorno son inagotables.

PRIMERA ESCAPADA
Un buen lugar para iniciar nuestra primera escapada por Estambul es la Mezquita del Sultan Ahmet, más conocida como la Mezquita Azul por el color dominante de su decoración interior. Sus proporciones son tan imponentes como armoniosas, resaltando su silueta y seis esbeltos minaretes. Esta joya de la arquitectura otomana fue construida entre 1603 y 1617 por Mehmet Aga para el sultán Ahmet. Frente a la mezquita se extiende un enorme patio rodeado por un peristilo de 26 columnas. Junto a la mezquita, el hünkar kasri, o pabellón imperial, alberga el museo de alfombras y kilims.

El Hipódromo es una vasta explanada con árboles contigua a la mezquita, en el antiguo emplazamiento de un hipódromo romano. Septimio Severo fue quien llevo a cabo las primeras obras hacia el año 198 a.C. y posteriormente Constantino el Grande lo ensanchó y dio un aspecto más grandioso. Según algunos cronistas, el Hipódromo tenía capacidad para 30.000 espectadores, según otros, para 60.000 Después fue escenario de todos los grandes eventos de la historia bizantina.

Avanzamos un poco más hasta la puerta Bab-i-Hümayün, o Puerta de Augusto, que en aquel tiempo marcaba la entrada al Palacio de Topkapi. La visita de este maravilloso conjunto y de sus ricas colecciones dura al menos tres horas. Topkapi fue edificado sobre un olivar muy antiguo, en el extremo de la primera colina estambuliota allí donde el Bósforo y el Cuerno de Oro desembocan en el mar de Mármara. Fue mandado construir en 1462 por Mehmet Fatih, y desde entonces se convirtió en residencia de los sultanes, hasta que Addül Mecit se instaló en 1853, en el palacio barroco de Dolmabahçe

La entrada al Harén se encuentra en el segundo patio, por la puerta llamada Bad –üs Selam (la Puerta de la Salutación).Su construcción se inició en 1588, pero fue casi enteramente reconstruido en 1665 tras un incendio. Almorzamos en el restaurante dentro del palacio con unas maravillosas vistas sobre el Bósforo.

La actual Basílica de Santa Sofía construida entre los años 532 y 537, durante el reinado de Justiniano, es la tercera basílica que se construyó en este emplazamiento. Su arquitecto jefe fue el gran matemático y físico Antemio de Tralles, ayudado por el afamado geómetra Isidoro de Mileto. La primera basílica fue inaugurada en el año 360 por el emperador Constantino, y fue dedicada a Haghia Sophia, la Divina Sabiduría. Mehmet el Conquistador la convirtió en mezquita en 1443, hasta que en 1934 fue designada como museo por Atatürk. La iglesia tiene una planta rectangular, casi cuadrada, de 75 metros de largo por 70 de ancho. Su cúpula, de 31, 4 metros de diámetro es la mayor del mundo

Admiramos algunos elementos de su etapa como mezquita, como el mihrab o los discos de madera pintada con caracteres arábigos en oro. Con la instauración de la República turca laica se descubrieron de nuevos los maravillosos mosaicos bizantinos que permanecían ocultos tras varias capas de yeso. Uno de los más bellos es la Déesis, situado en el luneto de la puerta Imperial, y que representa un busto de cristo bendiciendo.

El Cuerno de Oro
Cerca de Santa Sofía está el Aljibe de la Basílica o Yerebatan Sarayi, el aljibe bizantino más importante de la ciudad. Callejeamos hacia el Cuerno de Oro, estuario que divide al Estambul europeo. Está considerado como uno de los mejores puertos naturales del mundo, aquí se concentraron las flotas bizantinas y otomanas y los intereses de la navegación comercial. Hoy sus costas están repletas de encantadores parques y paseos y en la puesta de sol, el agua brilla con colores dorados, fascinando cada día a miles de turistas.

En Fener y Balat, una avenida cercana subiendo por el Cuerno de Oro, hay calles repletas de casas antiguas, sinagogas e iglesias de madera que se conservan desde los tiempos bizantinos y otomanos. Aquí reside el Patriarca Ortodoxo. Las laderas de las colinas están salpicadas de cementerios con cipreses oscuros. Por esta parte de la ciudad hay siempre mucho movimiento debido a los peregrinos que viene a la Tumba de Eyüp con la esperanza de ver cumplidos sus deseos.

En la cima de la colina se encuentra el Café de Pierre Loti. Se trata de un antiguo café turco en la que fuera casa del poeta francés Pierre Loti. Es el lugar ideal donde se puede disfrutar de la tranquilidad de una vista fantástica panorámica de esta hermosa ciudad.

Los turcos muestran su gastronomía como una de las grandes virtudes del país y no es para menos. La mesa turca se prepara con los ingredientes más frescos, buscando la más armónica de las combinaciones. Aprovechamos que los restaurantes suelen abrir las veinticuatro horas del día para almorzar en el Pandeli, un excelente restaurante en la planta superior del Bazar de las Especias. Cuatro mares bañan el país por lo que los pescados y mariscos no podían ser más frescos y selectos.

También próximo al Bazar de las Especias está la Rüsten pasa Camii, una mezquita obra del genial arquitecto Sinan famosa por los magníficos azulejos de Iznik que cubren gran parte de sus muros.

Con tiempo y fuerzas optamos por tomar un trasbordador para dirigirnos al sector asiático. La travesía por el Bósforo dura unos veinte minutos. La intención era poder contemplar la puesta de sol tras los minaretes. Con ella llegó el éxtasis. La ciudad cambió paulatinamente de color grabando en nuestra retina las tonalidades rojizas decorando el cielo de Turquía. Con esta emotiva experiencia nos acercamos a Üsküdar, uno de los barrios más antiguos de la parte asiática de Estambul que conserva cierto carácter oriental.

En sus laberínticas calles encontramos pintorescas casas de madera y dos mezquitas obra de Sinán y su cementerio de Karaca Ahmet. Encontramos clubes nocturnos típicamente turcos (gazino) donde escuchar canciones populares y admirar la tradicional y famosa danza oriental mientras se cena.

SEGUNDA ESCAPADA
Un taxi nos llevó a primera hora de la mañana hasta el barrio de Besiktas para visitar el Palacio de Domabahce. Su fachada de 248 metros de longitud y de luminoso mármol blanco, bordea unos 600 metros la orilla europea del Bósforo. Impresiona el amplio salón de recepción, con 56 columnas y una inmensa araña de cristal, cuyo peso es de cuatro toneladas y media, con 750 bombillas. En otra época, se llevaron aves de todas partes del mundo al Pabellón de las Aves para deleite de los privilegiados residentes del palacio. Atatür, el fundador de la República Turca, murió en Dolmabahce el 10 de noviembre de 1938. A partir del año1853, sustituyó a Topkapi como residencia permanente de los sultanes.

Tras este baño cultural madrugador, pedimos un taxi para ir a la Plaza Taksim donde nace la Istiklal Caddesi, avenida peatonal del barrio de Pera, en el Estambul moderno y de gran esplendor en el pasado. En ella y sus proximidades, están las residencias de antiguas embajadas, hoteles de rancio abolengo y el Liceo de Galatasaray, donde se ha formado la élite política e intelectual de la sociedad turca. Muy cerca se encuentran los baños turcos. o “hammam “de reconocido prestigio junto con el Cemberlitas, “hammam” que nos habían recomendado para experimentar el poder de seducción de los auténticos baños turcos.

Relajados tras el baño y los masajes, una excelente idea es acercarse al Pasaje de las Flores o Cicek Pasajii en Beyoglu, hay muy buenas cervecerías y es un punto de encuentro obligado para degustar productos del mar. Después de cenar nos animamos a tomar café en el Orient Bar del romántico Hotel Pera Palace. Fue abierto a finales del siglo pasado para acoger a los pasajeros del Orient Express. Sus habitaciones han alojado a numerosos personajes, como Mata Hari o Greta Garbo. La habitación nº 101, que ocupó Atatür, ha sido transformada en museo. En la habitación nº 411, Ágatha Christie escribió su famosa novela "Asesinato en el Orient Express".

La Torre Gálata
Callejeamos un poco en busca de la Torre de Gálata, ascendiendo hasta su mirador en ascensor ya que imposible ser optimista para subir un total de 143 escaleras. Fue construida por los genoveses hacia 1348 como gran baluarte de un reciento amurallado. Desde la torre se domina todo el barrio de Gálata, el Cuerno de Oro, y en la otra orilla la antigua ciudad, con el palacio de Topkapi sobre la colina, y los minaretes de las mezquitas Azul y Suleiman, y de Santas Sofía. El panorama es realmente espectacular.

Ir de compras constituye un aprendizaje cultural, la riqueza de la artesanía del pueblo turco, el ambiente de los bazares y la cálida acogida de sus gentes hacen de esta actividad todo un placer. Dispuestos a otra nueva experiencia, cruzamos el Cuerno de Oro por el nuevo Puente de Gálata, el antiguo con sus restaurantes de pescado y sus cafés para fumar narguile, se incendió en 1992. De nuevo en Eminönü subimos por la colina hasta encontrar el Gran Bazar, uno de los mercados más célebres del mundo. Se trata de una auténtica ciudad cubierta dentro de otra ciudad, en la que hay tiendas de joyeros, zapateros, artículos de piel, alfombras, salones de té, bancos y mezquitas.

Entre los objetos más apreciados están las alfombras, kilims, la orfebrería, los trabajos en cerámica y latón, las pieles, los tavla (tablero de juego backgammon) y atriles para el Corán (rahle) .Después de varias compras, nada mejor para celebrarlo que una cena a base de pescado y todas las especialidades de marisco turco, en al animado Barrio de Kumkapi cerca del mar de Mármara.

TERCERA ESCAPADA
Con cuatro minaretes que se alzan en las esquinas de su patio, la Mezquita de Suleimán el Magnífico – Süleymaniye Camii – es una de las obras maestras de Sinán. Fue construida entre 1550 y 1557. Las tumbas de Suleiman y de su esposa Roxelana se encuentran en el bello cementerio ubicado detrás de la mezquita. Apuramos la visita de esta tercera y última escapada y nos dirigimos al embarcadero de Eminönü donde tomamos el trasbordador para realizar una excursión en barco, la mejor manera de recorrer el Bósforo, un trayecto circular por la costa del estrecho que separa Europa de Asia.

Distinguimos la orilla europea – Rumeli – de la asiática –Anadolu o Anatolia. En el viaje que dura unas seis horas, , entre otras cosas interesantes : la mezquita y el Palacio de Dolmabahce; el museo de la Marina; el palacio de Ciragan –transformado en el casino del hotel homónimo- el parque de Yildiz ; El barrio de Ortaköy, con su mezquita, iglesia y sinagoga; el puente del Bósforo – a 64 metros sobre el agua, 1.074 metros separan los dos pilares- que une Europa y Asia ; las murallas europea y asiáticas; los yali –típicos palacios de madera de Yenilöy ; y múltiples pueblecitos de pescadores hasta llegar a Anadolu Kavagi, último puerto de la costa asiática y donde degustar excelentes pescados y mariscos.

Una inolvidable excursión donde admiramos la antigua ciudad de Estambul, por algo se dice que es un sueño en el Bósforo.

+ Info: www.termasworld.com

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

De GAP a Gucci… de compras en Orlando

Si de compras se trata, nada como Orlando; la diversidad y la calidad en las compras es como en ningún otro destino. Los compradores pueden ir de Gucci, Prada y Louis Vuitton a un par de orejas de Mickey Mouse o una varita de Harry Potter.  

Anaheim, en el Centro del Sur de California

Localizado en el corazón del Sur de California y conocido por su ideal clima durante todo el año, el Condado de Orange con su casual energía y su ambiente sofisticado cuenta con una versión única del estilo de vida Californiano. 

10 tips viajeros para sentirse como en casa en Jamaica

La mejor forma de conocer Jamaica es conocer a su cálida y amigable gente. Sea en Kingston, Montego Bay, Negril, Ocho Rios, la Costa Sur o Port Antonio, la mejor manera de conocer a la gente es sumergirse en la vida diaria de la isla.

Porto de Galinhas, un destino para enamorados

Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la cantidad de casamientos viene creciendo en los últimos diez años. 

Tips para una experiencia económica en Nueva York

El nuevo portal “Free in NYC” compila las diferentes formas de ahorrar en los cinco distritos neoyorquinos, con opciones gratuitas o de bajo costo ya disponibles. 

Tesoros únicos de Guanajuato

Cada destino cuenta con elementos singulares que lo caracterizan y apartan de otros. Joyas arquitectónicas, culturales o gastronómicas que solamente pueden ser encontradas en un sitio en particular del mundo. 

Taiwan mejor destino gastronómico según encuesta de CNN

La cadena estadounidense de noticias por televisión CNN realizó recientemente una encuesta en el sitio social Facebook para determinar cuál es el destino gastronómico favorito del público. Taiwan fue seleccionado como el destino predilecto por los amantes de la buena comida.  

Monedas