15:42 hs. | Vie, 22.Jun.2018

BUE  T: °C  H: %

Síganos:    facebook twitter RSS


POR Mayte Suarez Santos | MAYTE SUAREZ SANTOS. EL TRANSDANUBIO OCCIDENTAL

Ruta por los Wellness de Hungría. Lago Balatón (2)

El Lago Balatón es una de las principales atracciones turísticas de Europa Central. Ya a finales del siglo XVIII, eran muchas las familias austriacas más acomodadas que viajaban al Lago Balatón, en el corazón del Transdanubio, atraídas por su fama de balneario de verano para disfrutar de los deportes náuticos y relajarse en la aristocrática ciudad termal de Balatonfüred.

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar
Mayte Suarez Santos
Mayte Suarez Santos

grupotermas@termasworld.com

Es Presidenta del GRUPO TERMAS, Editora de Termasworld.com, Revista electrónica, Agencia de Noticias y Termas Consulting y co-produce con BuscaSalud.com, la serie interactiva RUTAS SALUDABLES. Doctora en Ciencias de la Información por la UCM y Diplomada en Comunicación Científica por la Univ. Pompeu Fabra, está vinculada al ámbito universitario como periodista especializada en Medicina y Termalismo. Autora del "Libro AGUA.H20 la fórmula de la salud" y conferenciante en congresos del sector, ha recibido varios premios nacionales e internacionales como divulgadora científica. Es miembro de la Federación Mundial de Hidroterapia y Climatoterapia (Femtec) y Fundadora de la Asociación Española Amigos de las Termas. Consultora de Turismo Termal, fue asesora para el Proyecto Cajamarca presentado como "Villa Termal de los Incas".
Descargue CV Completo

Abadia milenaria Benedictina de Pannonhalma. Patri

02.02.2018 | Con un soleado día primaveral, iniciamos la segunda etapa de la Ruta de los Wellness hacia el Lago Balatón por la autopista M1, Budapest- Győr -Hegyeshalom. El trayecto se hace corto y en menos de una hora estamos en el peaje de la salida hacia la ciudad de los tres ríos, como se conoce a Győr, situada en la confluencia del Danubio con los ríos Raba, Rabca y Mozón y a mitad de camino entre Viena y Budapest.

Antes, nos desviamos para visitar la Abadía de Pannonhalma y su entorno natural, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y la institución religiosa más antigua de Hungría.
Por la carretera nº 82, a tan solo 21 kilómetros al sudeste de Győr las colinas de Pannonhalma reflejan el pasado geológico de la zona y el asentamiento romano que tuvo lugar en la falda de aquellas colinas.

Mientras consultamos el mapa de la zona, observamos el paisaje sembrado de viñas ya que nos encontramos en la región de Pannonhalma, con mil años de tradición en el cultivo de viñedos y reconocida como una de las zonas históricas del vino de Hungría.

La espectacular Gran Abadía Benedictina de Pannonhalma tiene más de un milenio y fue fundada por monjes traídos por el príncipe magiar Géza, una vez convertido al cristianismo para llevar a cabo su plan de convertir el país a la religión de Occidente.

En la explanada de la Abadía varios autocares aguardan a turistas alemanes que visitan este magnífico monumento. Merece la pena dedicar todo un día para ver los edificios y valiosos tesoros entre los que destaca su Biblioteca. Contiene 300.000 volúmenes algunos de ellos incunables como el manuscrito de fundación de la Abadía de Tihany, en 1055, el más antiguo de Hungría y donde aparecen por primera vez palabras en húngaro.

GYOR
Regresamos a Győr por la misma carretera nº 82 para dirigimos directamente al Hotel Raba donde almorzaremos. El hotel está situado en el centro histórico donde comienza la calle peatonal de Baross Gábor, con tiendas, cafés, restaurantes y animado ambiente.

Los celtas y los romanos fueron los primeros en asentarse en Arribona como nombraban a Győr. Por su situación geográfica se convirtió en el centro del comercio occidental. Tuvo una agitada e interesante vida histórica. San Esteban, el primer rey de Hungría, disponía de un asiento episcopal, fue invadida por los tártaros, dada como garantía al Káiser austriaco, ocupada por los turcos e incluso sitiada por Napoleón.

Hoy, con poco más de 130.000 habitantes, es la tercera ciudad de Hungría en cuanto a riqueza de monumentos y distinguida con el Premio Europa por la protección y reconstrucción de su ciudad barroca. Su apuesta por el turismo de salud y bienestar llevó a un acuerdo entre la empresa privada y el sector público que optaron por construir el más moderno centro termal y lúdico de la región. El Balneario se ha visto reforzado con un avanzado centro terapéutico de fisioterapia.

EL CENTENARIO DEL RABA
Hace exactamente 100 años, Mihály Meixner conocido empresario de la ciudad, inauguró su hotel al que llamó Meixner-Royal y aunque a los pocos meses fue quemado hasta los cimientos, la cooperación popular hizo posible su nueva apertura al año siguiente del trágico suceso. Desde finales de 1960 es conocido como Hotel Raba City Center.

A pesar de tan azarosa historia, observamos como el edificio se mantiene bien conservado. Después de un almuerzo ligero a base de ensalada de pepinos y pescado en el acogedor restaurante, nos vamos a descubrir Győr en busca de esas esquinas-balcones de estilo barroco y su imponente Catedral, una de las más antiguas de Hungría fundada en 1030, ubicada frente al castillo episcopal en Kaptalan Hill.

Finalmente entramos en el moderno parque lúdico termal, situado en el margen derecho del río Raba. Utilizamos los tickets de entrada que nos facilitaron en el Hotel. La posibilidad de disfrutar de los baños termales es un servicio concertado que ofrece el Hotel Raba City Center a sus clientes. Un paquete muy asequible que incluye alojamiento y entrada al Balneario. El visitante tiene acceso a todos los servicios del área lúdica y termal, simultáneamente.

Los Baños y Spa Rába- Quelle, es un complejo termal con 1.300 metros cuadrados de superficie dispone de dos secciones. La de baños con 5 piscinas de natación y 2 toboganes para los que llevan ticket. El espacio de bienestar incluye piscinas con jacuzzi, un canal de aguas turbulentas, cascadas, rafting canal, cascadas con cueva, baños de burbujas...El agua medicinal a 67º C proviene de una profundidad de 2000 metros y el proceso de curación está garantizado no solo por la composición del agua.

Imposible darse ni siquiera un chapuzón. Estamos al límite de tiempo y solo disponemos de unos minutos para visitar el área termal. Amplias zonas con 4 piscinas de agua regulada a temperatura de 29º, 32º y 38º, ofrece hidromasajes de cuello, espalda y cintura para relajación de visitantes.

Agrada por su original diseño, el jardín de saunas -secas y de vapor- cabinas para masajes (aromaterapia, herbario, sueco, etc.) y desde luego, la piscina con un bar acuático. Pura cultura del agua. Relax y esparcimiento.

Nos vamos de Győr sin disfrutar de su arte y fiestas: el grupo del Ballet y el Teatro Nacional, la orquesta Filarmónica... La ciudad está orgullosa de sus instituciones artísticas de reconocido prestigio tanto nacional como en el extranjero.

SOPRON
Salimos de Győr hacia Sopron por la carretera 85 pasando por Csorna-Kapuvár-Nagycenk en dirección a Sopron para pernoctar en el Bio-Sport Hotel Lövér. Situado en el hermoso lugar de Löverek, el cinturón verde de la ciudad rodeado de pinares resinosos en las colinas de Sopron.
El entorno idílico y relajante regala al visitante, tranquilidad, aire puro de montaña y variados programas wellness.

En el sexto piso del Hotel, se ubica un moderno Centro de Salud y Belleza. Es el lugar ideal para regenerar el cuerpo y la mente un fin de semana. Tratamientos de Kneipp, jacuzzi y unaoriginal tetería que permite realizar un control y seguimiento de una dieta depurativa y programas personalizados. Dispone del servicio Fitness para aquellas personas que se preocupan de mantener un estilo de vida saludable.

Levantarse con los albores del día es una obligada necesidad si queremos aprovechar el encanto paradisíaco de Lövérek. Nos vestimos cómodamente para una sesión de jogging y explorar el bosque a primera hora de la mañana. A lo lejos, varias personas preparan sus bicicletas para hacer marcha. Bajo supervisión de personal personalizado, los clientes siguen terapias y tratamientos de relajación wellness.

Las actividades al aire libre en el Bio-Sport Hotel Lövér se inician muy temprano. Senderismo, campos de deporte, canchas de tenis. Lövér es el escenario perfecto. Existen otras alternativas como programar excursiones a los pueblos cercanos, visitar la vecina Austria o pasear en bote de remos por el Lago Fertő.

CIUDAD DE LA FIDELIDAD
Sopron es la segunda ciudad de Hungría más rica en monumentos históricos después de Budapest. Fue Premio Europeo en 1975 por su programa de protección de monumentos y una de las más atractivas como destino turístico, debido a su posición a los pies de los "Alpes húngaros".

A los austriacos les encanta pasar los fines de semana en Sopron, según nos comenta la propietaria de un establecimiento de artesanía típica de esta región. Son muchas las familias que visitan la ciudad para hacer compras, realizar chequeos en sus clínicas de prestigio y especialmente descansar en Lövérek. En realidad, tan solo nos separan 6 Km. del país vecino, y ambos
 han compartido episodios muy interesantes de la historia austro-húngara.

Un ejemplo es Sopron a la que se denomina "Civitas fidelissima". El Tratado de Trianon que siguió a la Primera Guerra Mundial, independizó aproximadamente cuatro mil kilómetros cuadrados de Hungría occidental. Sin embargo, en referéndum celebrado en 1921, su población votó a favor de pertenecer a Hungría antes que a Austria y desde entonces se la conoce como "la ciudad más fiel”.

Se accede a la parte antigua por la Puerta de la Fidelidad (Huség-kapu) sobre la que se asienta la Torre de Fuego (Tuztorony) de unos 60 metros de altura y emblema de la ciudad. Sus cimientos se iniciaron en la época de los romanos. El cuerpo central del edificio es de estilo románico, luego lleva una galería renacentista coronada por una cúpula barroca y un campanario. Se puede subir hasta la galería y desde allí observar la preciosa vista de la ciudad.

Por suerte, Sopron no fue ocupada por los mongoles ni los turcos y por tanto, se libró de destrucciones. Esto permite que sus visitantes tengamos una idea de cómo era una ciudad en la época medieval y disfrutemos paseando tranquilamente por sus calles o al curiosear por patios y callejones.

En realidad, Sopron es una ciudad muy animada y se nota la influencia de Occidente por la mentalidad abierta y moderna de sus gentes, pero no ha perdido la esencia de villa medieval con alma de artista y una intensa vida cultural. De sus ricos programas destacamos los Días de Primavera en marzo y el Festival de Sopron cada verano. La ciudad celebra fielmente la memoria de Frank Liszt, que dio su primer concierto aquí, a los nueve años de edad.

Después de visitar la Iglesia de la Cabra (Kecske -templom) del siglo XIII salimos de la ciudad para subir a la colina Károly desde donde contemplamos una impresionante vista panorámica de Sopron y sus viñedos y, a lo lejos, el Lago Fertő y los Alpes.

En Hungría hay hasta 22 regiones vinícolas que se agrupan en cuatro grandes zonas, una de las cuales es el Transdanubio Occidental. Por cierto, hablando de vinos, nos comentaron unos austriacos con los que conversamos esta mañana, que ellos asisten todos los años a los alegres festivales que tienen lugar en la época de la vendimia alrededor del Lago Fertő y en Cak, famosa por su hilera de bodegas de vino. Esta parte del Transdanubio nos relaja el cuerpo y anima también el espíritu. Y eso que aún no hemos llegado a Balatón.

TURISMO DE BIENESTAR
Seguimos el itinerario de la Ruta de los Wellness y nos dirigimos a la ciudad balneario de Bük por la carretera nº 86 hasta el cruce con la carretera nº 84. Según el plano, giramos a la izquierda en dirección Sopron y al pasar el primer pueblo nos desviamos hacia Bükfürdó-ciudad balneario- donde pernoctaremos en el Danubius Health Spa Resort Bük.

En prospecciones realizadas al noroeste de Bük mientras se buscaba petróleo en 1971, encontraron el manantial de agua caliente a 56ºC de Bükfürdo. Con el agua manando a 1000/litros/minuto, el manantial de Bükfürdo es considerado el más productivo de los pozos termales de Europa Central.

Rica en sales minerales pertenece al grupo de aguas alcalinas. Por su alto contenido en calcio, magnesio, carbonatos, dióxido de carbono y hierro puede ser utilizada como agua para bebida y para terapia de inmersión o baño. Cuenta con un Instituto de Fisioterapia en el que se aplican innovadores métodos terapéuticos.

Bük es uno de los lugares de salud más importantes de Hungría Occidental. Piscinas cubiertas y exteriores, hoteles y otros servicios destinados a la recuperación y el entretenimiento, ocupan más de 14 hectáreas de terreno destinado a turismo de salud, ocio, y bienestar.

Dada su ubicación a 25 Km. de la frontera austriaca es muy conocido en toda Europa, si bien alcanzó mayor notoriedad a partir de mediados del siglo XX. Las aguas termales de inestimable valor terapéutico, el clima alpino y la alta calidad de los servicios e instalaciones, han convertido a este privilegiado lugar en un referente idóneo para disfrutar unas vacaciones de cura termal, relax y la práctica de deportes.

Entramos al Balneario situado en un espacioso y tranquilo lugar con vistas a las estribaciones de los Alpes y en plena naturaleza. Por lo que se puede aplicar el dicho de " la medicina cura y la naturaleza sana".

Bükfürdó Thermal, Spa & Wellnes Center está diseñado con todos los servicios propios de un moderno balneario termal, un Instituto de Fisioterapia y un centro wellness para ofrecer al visitante espacios lúdicos para el relax y una perfecta puesta en forma según pudimos apreciar durante el recorrido por sus instalaciones. Hoy está reconocido como un balneario medicinal y de salud en toda Europa.

Finalizada la visita regresamos al Hotel para acomodarnos y disfrutar de todos los placeres termales a nuestro alcance. Coincidimos con un grupo de turistas europeos y fuimos invitados a brindar con champagne con el deseo de una feliz estancia.

El grupo se disolvió. Unos se quedaron en la bolera, otros alquilaron equipos de golf y tenis para quemar calorías antes de la cena y las mujeres optamos por los baños de burbujas y masajes refrescantes con aceites aromáticos. Relajación de cuerpo y mente. La cena fue estrictamente dietética. El ambiente acogedor del pub y el buen humor de los alemanes asiduos al balneario, animaron la noche húngara.

Amanecía cuando bajamos al jardín y disfrutamos en la piscina exterior del hotel del primer baño del día que se presentaba soleado y con muchas emociones. Nos llamó la atención ver mascotas paseando con sus dueños tan temprano y al igual que en Sopron, Danubius Thermal & Sport Hotel Bük admite animales en sus hoteles situados en plena naturaleza.

Antes de partir compramos varias cremas de cosmética elaboradas con agua termal de Bük. También solicitamos en la recepción folletos informativos sobre las " Estancias de Bienestar" de Danubius Hoteles dirigidas a la relajación, la vigorización, belleza y programa preventivos recomendadas para personas activas que aprecian su salud e invierten en su cuidado.
Dejamos atrás el Castillo Szapary, importante monumento representativo de la arquitectura barroca, y por la misma carretera nº 84 nos dirigimos a Sárvár que junto a Bük y Hévíz, constituyen las emblemáticas ciudades balneario de la parte oeste del Transdanubio.
Si en Bük disfrutamos de la infinita variedad de formas de relajación y del sano ejercicio al aire libre, llegar a Sárvár es volver al mundo de las sensaciones y la experiencia Wellness.

SÁRVÁR
Sárvar forma parte de los reales balnearios de Europa. Es además uno de los pueblos más hermosos, situado junto a la carretera principal 86 que va desde la frontera austriaca hasta el Lago Balatón. La riqueza de su agua curativa de dos tipos completamente diferentes, ha marcado su desarrollo económico.

En el área de Sárvár, el agua curativa que brota desde una profundidad de 1200 m. alcanza la temperatura de 43º C, mientras que el agua que emerge desde una profundidad de 2000 metros tiene un contenido en sal muy alto y su temperatura supera los 83º C.

El famoso cristal de Sárvár se produce a partir de esta elevada temperatura y de su alta salinidad a través de la evaporación. Esta agua curativa con abundante sal, puede ser utilizada de modo efectivo en el tratamiento de enfermedades del aparato locomotor así como en dermatología y ginecología.

El agua termal de 43º C contiene carbonatos y compuestos alcalinos y está especialmente indicada para problemas locomotores, rehabilitación (incluidas lesiones deportivas) problemas neurológicos y baños relajantes.

Sárvár regala salud y bienestar a los miles de visitantes que llegan anualmente para disfrutar de su oferta turística. Organizamos un programa de visitas a esta pequeña ciudad pero grande en cultura e historia. Aquí fue donde se imprimió en 1541 el primer libro en idioma húngaro, el Nuevo Testamento traducido por Janos Silvestre.

Decidimos darnos un baño de cultura, por lo que nos dirigimos al Castillo de la familia Nádasdy promotora de la cultura húngara. Es un castillo medieval, de forma pentagonal y su principal atracción son los frescos de 1653 que representan escenas de batallas de la guerra contra los turcos. Su torre blanca, su puente de arcos y patio interior perpendicular son muestras únicas del estilo renacimiento.

Las áreas medioambientales están muy bien cuidadas y tanto el lago y su entorno ecológico, el río Raba y el parque y bosques verdes, proporcionan las condiciones ideales para unas vacaciones adaptadas a todas las edades. Los programas culturales de alta calidad, como el Festival Internacional de Folklore y el Festival Internacional de Bandas, el mercado al aire libre y los llamados Días Históricos, son otros atractivos turísticos de la ciudad.

En el circuito de Pannonia situado a 6 kilómetros de Sárvár, tienen lugar carreras internacionales de coches y motos tanto profesionales como de aficionados.

EXPERIENCIA WELLNESS
Finalizada la sesión cultural, pasamos al baño de sensaciones lúdicas y de conocimientos termales sobre el concepto de Bienestar. En Sárvár se viene aplicando esta tendencia de moda en toda Europa desde diciembre del 2002 cuando se inauguró el nuevo balneario que responde a esta filosofía y estilo de vida.

El Spa & Wellness Center Sárvár es un espacio medicinal y de entretenimiento o diversión diseñado para satisfacer las necesidades de ocio, salud y bienestar de sus visitantes, personas jóvenes, familias y público infantil.

Al entrar en el nuevo Balneario nos ofrecen información sobre diferentes programas curativos, wellness y de tratamientos de alto nivel. Unos 55.000 metros cuadrados de los cuales se destinan para la superficie del agua unos 3.600 metros cuadrados. La construcción cumple todos los estándares de arquitectura termal y funcional y normativa internacional.

Recorremos las inmensas instalaciones. Dispone de piscinas medicinales, piscinas de atracciones, saunas, piscinas para bebés, un centro curativo, fitness, wellness, un salón de belleza, espacios recreativos y servicio de catering y una guardería infantil. Todo esto perfectamente distribuido en áreas de salud y zonas de esparcimiento para adultos y jóvenes.
Nos ha impresionado gratamente el nuevo balneario termal y wellness, aunque de modo especial, el espacio dedicado a los más jóvenes y niños, separado del área de adultos. Las instalaciones están perfectamente equipadas y diseñadas con materiales que garantizan una segura y animada diversión.

En 2004 el Spa & Wellness Center Sárvár ganó el primer premio de la Asociación de Balnearios Húngaros en la categoría "Mejor Centro de Bienestar”.

Completamos el recorrido visitando el Danubius Health Spa Resort Sárvár, ubicado en el centro de la ciudad, en medio del jardín botánico de 9 hectáreas, en otra época Jardín real, y próximo al castillo Nádasdy medieval.

Con la cordialidad habitual del pueblo húngaro, nos dan la bienvenida y explican las características del hotel en el original vestíbulo rectangular con el techo acristalado que llena de luz la estancia 
haciéndola más acogedora.

El Danubius Thermal Hotel Sárvár por su categoría y exquisito confort, convierte a la pequeña ciudad en un recurso turístico muy conocido y solicitado internacionalmente. En él se alojan no solo las personas que vienen para someterse a un tratamiento en su balneario termal, sino los amantes de la naturaleza, el ocio, los deportes y el bienestar.

Salimos al exterior donde están las piscinas. Coincidimos con una sesión de " aquagym" dirigida por una monitora a grupos de mujeres austriacas. Observamos como disciplinadamente realizan sus ejercicios. Es una forma de la gimnasia que protege las articulaciones y al mismo tiempo, debido a la presión del agua se considera de entrenamiento y de masaje. Un poco más alejados, otro grupo de personas de avanzada edad practica gimnasia con música.

El Garden bar, siempre disponible, está situado en la parte izquierda frente a las piscinas. La vida del hotel en el verano se hace prácticamente en este impresionante jardín de 9 hectáreas de arbolado. Además de los robles nativos de Austria, fresnos y alisos se pueden ver varias maravillas de la naturaleza desde la magnolia japonesa hasta rododendros que florecen en mayo.

En el restaurante Nádor cada viernes, las tardes culinarias son amenizadas con música zíngara. No lo queremos perder. La gastronomía húngara es como un crisol de distintas civilizaciones de Oriente y Occidente: influencia de los magiares, los turcos, los pueblos de los Balcanes y la herencia italiana.

Como aperitivo, unos pogácsa, crujientes y salados bollitos de harina con manteca, queso y especias, luego una páprikas de pescado (halpaprikás) con tres clases de pescados, cebolla y páprika, el ingrediente más famoso de la cocina húngara. Se prepara en enormes calderos que dan aroma a todo el local. Lo acompañamos con un "Badacsonyi rizling", un vino blanco de las viñas de las colinas volcánicas del Balatón.

Por último elegimos entre la variedad de dulces, una de las grandes tentaciones es el somlói galuska, cremoso pastelito al ron relleno con pasas y nueces y recubierto de nata montada. Exquisiteces que disfrutamos en una inolvidable tarde húngara en Sárvár.

LAGO BALATÓN
Con este grato recuerdo, proseguimos la “Ruta de los Wellness “por la M7 que nos llevará por el corazón del Transdanubio hacia el Lago Balatón, el destino vacacional por excelencia de Europa Central. Rodeado de volcanes antiguos que han dado origen a tierras fértiles donde se cultivan viñedos y frutales, el Balatón, a unos 100 kilómetros de Budapest, es el mayor lago de agua dulce de Hungría, Europa Central y Occidental.

De forma alargada, con 77 Km. de largo y 14 Km. como promedio de ancho, una superficie de agua de 594 kilómetros cuadrados tiene una profundidad de 3-4 metros aunque en algunos puntos supera los 12 m. Se considera el "mar de Hungría" o "la riviera húngara", y constituye la segunda atracción turística nacional después de Budapest.

Además de sus cualidades paisajísticas y vacacionales, el Balatón ha jugado un importante papel político y social a lo largo de los años. Desde finales del siglo XVIII empezó a adquirir fama como balneario de verano, donde acudían familias acomodadas de Pest, Buda y Austria. Tras la Primera Guerra Mundial el lago acogía a unos 50.000 veraneantes y poco antes de la Segunda, la cifra subía hasta 250.000. En la actualidad, alrededor de un millón de turistas acuden a sus orillas en busca de relax y deporte.

El turismo activo tiene su principal escenario en el Balatón donde se puede practicar la navegación a vela, windsurfing; montar en bicicletas de agua, en canoa y kayaks. Por supuesto, los amantes de la pesca tienen en un sitio reservado en el Lago. Solo los deportes que requieren embarcaciones de motor, están prohibidos como forma de protección de las aguas del lago y del medioambiente.

El puerto es un lugar habitual de mucho ambiente. Hoy coincidimos con la celebración de una competición de regatas de vela que siempre es un espectáculo de gran animación y colorido. Es tiempo de verano y el sol caliente fácilmente las aguas poco profundas, por lo que la temperatura máxima del lago es de 28-29 grados.

Nos comentan que durante la temporada veraniega, debido al viento del noroeste, el clima es muy agradable alrededor del lago. La gran superficie de agua refleja la mayor parte de los rayos del sol y debido a esto, en el lado sur de las colinas en la orilla norte, hay grandes áreas que favorecen el cultivo de la vid.

En torno al lago, con 256 Km. de orillas, hay 130 playas y una amplia variedad de servicios: hoteles, balnearios, instalaciones náuticas, restaurantes, tiendas, cafés, etc. Y es muy frecuente la forma de alojamiento en casas particulares, que se anuncia en alemán e inglés:" Zimmer frei" y "Bed and Breakfast".

El lago se nutre de diferentes cursos de agua, especialmente del río Zala, así como de fuentes termales, lo que produce un agua dulce un poco alcalina con excelentes propiedades para la salud, especialmente para casos de reumatismo.

En Csárdás Restaurant, una típica y acogedora casa rural que conserva un pórtico construido en 1862, almorzamos un delicioso lucio perca plateado del Lago Balaton. Es la receta de pescado más famosa de Hungría y hay que saborearla en la misma orilla del lago. Lo acompañamos con blanco Badacsonyi szürkebarát (Monje gris de Badacsony) de los famosos viñedos de la región del Balatón.

La magia del Balatón se disfruta, sin duda, en sus atardeceres. Es como si el tiempo se detuviera para contemplar el esplendor de sus puestas de sol. Por lo que no es extraño que, a lo largo de la historia, el mayor lago húngaro haya sido objeto de inspiración en diferentes géneros de arte. Entre los artistas más sobresalientes de la pintura húngara destaca József Egry (1883-1951). Aquí, en su tierra natal Badacsonyi, tiene un Museo conmemorativo como "el pintor del lago Balatón".

El Balatón tiene dos orillas de mayor extensión que difieren entre sí: en el margen Sur se asienta la zona turística de "sol y playa" con ciudades resorts y pequeñas playas donde se practican actividades deportivas, de navegación y la pesca. Siófok, ciudad a orillas del lago, es conocida como la capital del Lago Balatón. En la zona Norte se hallan poblaciones históricas y una oferta turística variada: desde rutas de senderismo por parajes naturales hasta degustaciones de sus famosos vinos.

TIHANY-BALATONFÜRED
Optamos por seguir la carretera 71 y recorrer la orilla norte del lago y donde se encuentra el Parque Nacional de Balatón. Y es que realizar un largo paseo por los territorios de protección natural unido a la observación de animales y aves, es otra manera de relajarse y de disfrutar de placeres saludables.

Tihany es uno de los lugares más hermosos del Lago Balatón con preciosas vistas gracias a su privilegiada situación como península que se adentra en sus aguas y parece dividirlo en dos. Aquí se creó la primera reserva natural de Hungría en 1952 para proteger la abundante y variada fauna, los extraños conos formados por los antiguos géiseres y los lagos creados en los cráteres de volcanes protegidos.

La histórica población de Tihany tiene un ambiente bohemio y cosmopolita. Sus casas rurales restauradas con pequeños jardines con acacias, álamos y lavanda miran todas hacia el lago Balatón. En lo alto de la colina destacan los imponentes edificios de la Abadía Benedictina y de la Iglesia con dos campanarios. En su interior, el altar y el púlpito son de estilo barroco, mientras la cripta es románica y data del año 1055. Aquí se encuentra la sepultura del rey Andrés I En el verano, todos los martes y miércoles se puede escuchar un recital de órgano en la Abadía.

Vale la pena visitar la Casa del Pescador (Halászház) y alguno de los casi cien géiseres que hay en la península. Desde su embarcadero, parten diversas excursiones por el lago y se puede cruzar a la orilla sur en solo diez minutos.

A unos 9 Km. de Tihany se encuentra histórica estación termal de Balatonfüred, el principal lugar turístico del Balatón, el primer centro turístico medicinal y de recreo en Hungría. Es, tal vez, la mayor localidad y la más visitada también, gracias a su famoso puerto deportivo y al prestigioso balneario, célebre desde hace más de dos siglos por sus aguas termales muy beneficiosas para el corazón y la circulación de la sangre. Actualmente funciona como el hospital de corazón más importante de Hungría.

La ciudad ha conservado su aspecto aristocrático como lugar frecuentado por la élite política, cultural y artística del siglo XIX. Su preciosa fuente Lajos Kossuth, del año 1800, que ofrece agua mineral natural gratuita, está ubicada en el centro de la ciudad y constituye la principal atracción del balneario.

Nos acercamos a la plaza Gyógy para contemplarla. Sobre el manantial hay un tejado que descansa en 12 columnas y recuerda que "ésta es la casa de salud" de Füred y en el catálogo de monumentos puede leerse: "Un vestíbulo para beber, de estilo neoclásico. Construido en 1800. Reconstruido en 1853."

Dejamos el balneario y vamos a conocer el hermoso paseo de los tilos que se extiende por la orilla del Lago Balatón. Hoy se conoce con el nombre de Rabindranath Tagore. La enfermedad de corazón del famoso poeta hindú, fue tratada en el Hospital de Balatonfüred en 1926. Después de su recuperación, él plantó un árbol en el parque de salud.

Este acto fue motivado por una antigua leyenda hindú que dice que si el árbol echa raíz, su plantador vivirá mucho tiempo para que, él o ella, puedan ver los nuevos brotes. De hecho, Tagore vivió durante otros 17 años después de haber plantado el árbol. Un bosquecillo hindú se ha creado alrededor del árbol conmemorativo y se levantó una estatua del poeta en las últimas décadas. Varios presidentes como Indira Gandhi saludaron la memoria de Tagore plantando también varios tilos.

El parque se extiende por el Paseo de Tagore de más de un kilómetro de largo. Durante todo el paseo, resulta muy emotivo recrearse contemplando las estatuas, las placas conmemorativas y las placas de latón de los bancos del parque. Hay un sentimiento que les une a todos ellos: perpetuar el ejemplo del famoso poeta hindú. Realmente es digno de verse.

Balatonfüred es también una ciudad de grandes cultivadores de viñas. En 1987 ganó el Premio de Ciudad Internacional de Viticultores, en reconocimiento a las actividades de sus gentes por los cultivos de viñedos de Balatonfüred y alrededores. Un gran acontecimiento para la ciudad y cuyo certificado acreditativo le fue entregado en la ciudad de Roma.

El poder curativo de sus aguas termales y la tradición vinícola de Balatonfüred, es la combinación perfecta para unas auténticas vacaciones saludables. Experiencia enriquecedora que disfrutamos en esta segunda etapa de la "Ruta de los Wellness" y que culminará próximamente con el viaje a Héviz, la ciudad de Agua. ¡No te la pierdas!
 

DIRECCIONES ÚTILES

Rába Quelle Spa, Thermal & Adventure Bath
Győr Fürdó tér, 1- 9025
+3696 / 514 900

Spa & Wellness Center Sárvár
Sárvár, Vadkert u. 1- 9600
+3695 / 523 600
 

Bükfüró Thermal, Spa & Wellnes Center
Bük, Termál krt,2-9740
+3694 / 558-080
 

MUSEOS Y CASTILLOS

Pannonhalma
-Mayor Biblioteca de Hungría
Abadía Patrimonio de la Humanidad
Tel: +3496/ 570 191
 
 
Sopron
-Castillo Torre de Fuego
Tel: +3499/311 463
Horario: abierta de martes a domingo de 10:00 a 18:00h.
 
Sárvár
-Castillo Nadasdy
Horario: de 9:00 a 17:00horas, domingo cerrado

Fertőd
-Castillo Esterházy, el "versalles húngaro"
Horario: de 9:00 a 17:00horas, excepto miércoles.
 
PARQUES NACIONALES Y RESERVAS NATURALES
  • Parque Nacional Tierras Altas del Lago Balaton. Creado en 1997
  • Parque Nacional Fertö-Hanság en el condado Győr-Moson-Sopron
  • Tihany. Reserva Natural de aves y espacio protegido desde 1952

+ Info: www.termasworld.com
 
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar
Monedas